Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER
jueves 25 de abril, 2019
Deportes

El escándalo del club Quilmes.

El ex jefe de Gabinete se va del club que preside pero que hace meses no pisa. A pesar de no poder presentarse en las elecciones del próximo domingo, Aníbal Fernández deja una lista  encabezada por Leonardo Etchelecú en la que figuran barras y allegados al Sindicato de Empleados de Comercio de Quilmes.

Los opositores, encabezados por Marcelo Calello, ya denunciaron carnés truchos y buscan destituir al aparato de Aníbal Fernández y José Luis Meiszner que hace más de 40 años gobiernan el club.

En el 2011, Meiszner le dejó su lugar a Fernández y él se fue a la AFA como secretario ejecutivo y mano derecha de Julio Grondona. El ex jefe de Gabinete se mostró muy contento por esta oportunidad y expresó «las ganas de hacer entre todos un club muy grande».

Sin embargo, esto no sucedió y ya hace casi dos años que no se lo ve en el club. Quilmes está atravesando una crisis institucional importante, la barra «copó» la institución y los jugadores del plantel de primera hace meses que no cobran su sueldo. Las últimas fechas del campeonato jugaron sin entrenar y sin concentrar.

Los socios deberán elegir el domingo próximo si continuar con este tipo de dirigencia o apostar por algo nuevo.

La lista oficial que apoya Aníbal Fernández cuenta con sindicalistas del Centro de Empleados de Comercio de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui. Dentro de los nombres que irán figura el de Marcelo «Anguila« Bautista, un ex oficial de la Bonaerense durante la gestión de Felipe Solá. Algunos socios del club manifiestan: «El domingo van a mandar a la UOCRA».

Por parte del sector opositor ya se realizaron denuncias por irregularidades  en el padrón presentado por el oficialismo. Marcelo Calello explica: «En el oficialismo había gente que no había firmado la aceptación del cargo, gente que no le daba la antigüedad para votar y luego mágicamente le dio».