Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Economía

Agua más cara. 26% de aumento desde mayo.

A partir de mayo, las boletas de agua se incrementarán en un promedio de 26% desde el 1° de mayo próximo. Esa es la propuesta de recomposición tarifaria que llevará a cabo la empresa estatal Aysa, encargada de proveer el servicio de agua y cloacas en Buenos Aires. Asimismo, quitará subsidios a un 30% de sus clientes. El impacto en aquellos hogares será del 68%, pero escalonado, y desde julio.

Luego de los aumentos de la luz y el agua, el del gas será el último de “regulados” hasta septiembre. El próximo 15 de marzo se realizará una audiencia pública, en la que se conocerá cuál será la recomendación de aumento que irá al ente regulador.

Según las proyecciones de Aysa, cada cliente abonará $416 por mes promedio por el servicio de agua y loacas. El valor mínimo será de $260. El Boletín Oficial publicó la disposición de la Subsecretaría de Recursos Hídricos con esa propuesta tarifaria.

La quita de subsidios, que abarcará a un 30% de los clientes, ya fue aprobada por Eras, el ente regulador, para 2017. Aysa la implementará a partir de julio de este año y les quitará un 6,25% de descuento sobre su valor actual durante 4 bimestres. Esta medida aplicará para aquellos que ya paguen una tarifa menor que el promedio.

El valor del suministro de agua y cloacas es más alto en los barrios más costosos, como los del cordón norte de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, mientras que es más económico en otros lugares del Gran Buenos Aires, donde la mayoría de los vecinos tiene menor poder adquisitivo. Así lo informó José Luis Inglese, presidente del directorio de Aysa.

Sin embargo, disminuirán los descuentos que reciben los clientes por zonas. Actualmente, existen subsidios que abarcan todo un barrio, cuando en esa misma zona, probablemente conviven familias de distinto poder adquisitivo.  “Hay usuarios que pueden pagar una tarifa más alta y están recibiendo un subsidio que no necesitan”, explicó Inglese.

Aquellos hogares que no perciban más subsidios y puedan justificar su necesidad, Aysa les dará la oportunidad de acceder a una tarifa social de $65 mensuales por servicio. Existen 270.000 hogares que cuentan con ese beneficio. Luego la recomposición y quita de descuentos, ese número de beneficiarios podría subir hasta 400.000 o más, según especulaciones de la empresa.

 

SEGUIR LEYENDO EN PUNTOSEGUIDO

Palabra de Aranguren. Las tarifas bajan en 2019.