Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Economía

NEGOCIOS – El furor de Bitcoin. ¿La criptomoneda del futuro?

Bitcoin no es la única criptomoneda del mercado pero si la más conocida. Nació en el 2009 de manera misteriosa ya que no se sabe a ciencia cierta quien lo creó. El inventor usa el seudónimo “Satoshi Nakamoto y en realidad es un australiano que acaba de presentar pruebas para que le crean su historia. No se sabe si es el solo o un grupo de personas.

moneda B

El día de su nacimiento se dijo que habrá 21 millones de unidades, un algoritmo las irá creando hasta el año 2040.  Por lo tanto, la cantidad existente es un número limitado, que nunca puede crecer hasta el infinito, ni por decisión política.

Tiene una manera equivalente de comportamiento a las monedas tradicionales: escasez y confianza. Se asimila más a la evaluación del precio del oro.

Y aunque Bitcoin fue la primera criptomoneda , hay muchas otras. Es cierto, Bitcoin sigue siendo la más popular aunque últimamente la competencia ha añadido servicios que le dan valor agregado.

Hace un par de semanas alcanzó su más alto nivel superando la barrera de 2000 euros. La criptomoneda es todavía muy fluctuante ya que ayer cayó a US 1800. Hay que tener cuidado con el momento de entrada porque es un bien especulativo. Desde sus comienzos ha tenido muchos cambios bruscos, por ejemplo en el 2013 el FBI cerró un mercado de intercambios ilegales y la cotización se desplomó. Un año después el mayor exchange de Bitcoin del mundo, MTGox, sufrió un ataque y le robaron 744.000 Bitcoins, de sus usuarios. Al poco tuvo que cerrar y  la cotización obviamente bajó.

¿La pregunta es cómo logramos tener Bitcoin?

Con Bitcoin no existe un banco emisor.

Hay muchos software para gestionar nuestro dinero. Lo hay para Windows, Linux, Mac, Android, iOS… Lo más práctico es llevarlo en el móvil y dentro de Android está la función Android Wallet.

monedero virtual

Sin embargo usar un software tiene un peligro. Si por algún motivo tenemos inconvenientes con el dispositivo como rotura, se borra o formatea, perdemos todo el dinero. El mismo está en “la nube de Bitcoin” (el llamado Blockchain) y lo que guarda el software es una copia de la clave para acceder a él. Si usamos un software es conveniente hacer una copia de seguridad de estas claves.

Otra opción para llevar el control de nuestros Bitcoin es usar un monedero web. De esta forma una página web se encarga de guardar nuestras claves y accederemos a nuestras cuentas con un usuario y contraseña. Básicamente lo que hacen estas webs es la función de un banco.

La emisión está absolutamente controlada y no depende de ningún Banco Central.

En Argentina podemos obtener Bitcoins abriendo una cuenta, dándose de alta por mail. Luego simplemente hay que adherir al servicio una cuenta bancaria local, se debita el monto y se paga con una transferencia en pesos argentinos.

Para la habilitación del servicio sólo hace falta enviar imagen del DNI, escanear una factura o algún servicio a nombre del titular y presentar algún comprobante de ingreso, como monotributo o el último recibo de sueldo.

Apenas impacte la transferencia, se procederá a realizar la operación y le serán transferidos Bitcoin a la cuenta abierta a ese efecto.

Seguramente se habilitará el servicio por homebanking.

El Central deberá dar el visto bueno final, pero ya dejó trascender que alienta este tipo de operatorias.

También es posible tener la tenencia custodiada en la casa con un moderno aparatito denominado Trezor, donde se almacena la firma digital del bitcoin de tu propiedad.

El ahorro en Bitcoin se parece más a poseer oro que hacer un plazo fijo, ya que no se reciben intereses. Luego para usarlos se puede una billetera electrónica (varias empresas lo habilitaron).