Santo en la Web y en la Red
Info

Cataluña. Acto contra la Independencia.

Casi un millón de personas salieron a las calles de Barcelona y se manifestaron contra la independencia de Cataluña. Justo una semana después del referéndum.

Bajo el lema “Basta, recuperemos la sensatez“, la marcha buscó mostrar a la llamada “mayoría silenciosa”, es decir, aquellos catalanes opuestos a la independencia que no solían manifestarse.

La iniciativa, convocada por la asociación Sociedad Civil Catalana fue respaldada por el conservador Partido Popular del jefe del gobierno español Mariano Rajoy, el Partido Socialista de Cataluña y Ciudadanos (centroderecha), primera fuerza de oposición en la región.

Nosaltres també som catalans” (“nosotros también somos catalanes”), podía leerse en una de las pancartas de la manifestación, que concluyó con un discurso antiindependentista del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Queremos que Cataluña vuelva a ser la capital de la cultura de España como cuando yo vine a vivir aqúi”, comenzó Mario. “La democracia española está acá para quedarse. Ninguna conjura independentista destruirá la democracia española“.

La pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia, es la pasión nacionalista“.

Los independentistas, dijo refiriéndose a España, constituyen “una conjura que quiere reducirlo a un país tercermundista“, añadió. “Viva la libertad, visca Catalunya, viva España“, concluyó el escritor dando como finalizado el acto y la marcha.

El vicepresidente de la Sociedad Civil Catalana (SCC) Àlex Ramos, sostuvo que hubo entre “930 mil y 950 mil personas” en la manifestación.