Santo en la Web y en la Red
Info

EE.UU. Novia fugitiva. Buen gesto.

Sarah Cummins, estudiante de farmacia de 25 años y residente en Indiana, Estados Unidos, canceló su boda con Logan Araujo día antes del evento que iba a ser celebrado en el lujoso hotel Ritz Charles.

“Fue devastador. Tuve que llamar a cada uno de los invitados, cancelarles, disculparme, llorar y hasta suspender a los músicos que iban a dar el show. Pero cuando me enteré de que toda esa comida y aperitivos que se habían pedido iban a tener que ser tirados a la basura me empecé a sentir peor, me sentí enferma”, contó la novia. Es que al llamar al hotel se enteró que no iban a devolverle el dinero por lo que el banquete se haría igual.

A partir de está noticia fue que Sarah decidió contratar una empresa de autobuses para trasladar a las personas de bajos recursos que viven en centro de contención social y celebrar un banquete con ellos como invitados.

“Hicimos lo que teníamos planeado, pero organizando las mesas de forma diferente, sin mesa principal ni pastel de bodas”, contó Sarah quien contaba con el apoyo de Araujo.