Santo en la Web y en la Red
Invitado

Entre todos podemos

Todas las semanas recorremos distintas localidades de la Provincia y charlamos con los vecinos en sus casas. Hablamos de los que les preocupa, de lo que los mueve, los escuchamos para atender sus necesidades. Esa es nuestra manera de hacer política. No basta con llevar respuestas, también hay que estar ahí, cerca y al servicio.

En una de estas recorridas conocí a Myriam, una vecina de Sarandí, Avellaneda, que me decía con una expresión de asombro en su cara que no podía creer que las cloacas le estaban llegando a su casa, a su barrio. Durante años a los bonaerenses nos hicieron creer que no podíamos, que soñar era en vano porque eso que soñábamos no se iba a hacer realidad. Lo más grave fue que nos quisieron convencer de que no nos merecíamos tener lo más básico y al igual que Myriam muchos creyeron que las cloacas y el agua potable no eran para ellos.

Pero hace dos años los bonaerenses dijimos basta y elegimos cambiar. Aprendimos que la corrupción significa obras que no se terminan o que ni siquiera se empiezan. Significa que los productos que necesitamos para vivir nos cuestan cada día más caros. Nos dimos cuenta que la corrupción no es algo lejano, sino que nos afecta a todos.

Después de mucho tiempo de dirigentes que miraron para el costado o fueron cómplices, hoy tenemos un Gobierno que tomó la decisión política de enfrentar a la corrupción. Estamos dando una pelea profunda contra las mafias y el narcotráfico. Ese compromiso con la transparencia, con decir la verdad, con hacer las obras que esperamos hace años y que los recursos del Estado lleguen a todos los vecinos son valores que nos representan como equipo.

En esta nueva etapa trabajamos juntos: Gobierno Nacional, Provincial, municipios y organizaciones sociales, porque estamos convencidos de que si todos empujamos para el mismo lado podemos lograr grandes cosas. De hecho, muchas de las cosas que hoy están pasando antes eran impensadas. Y eso es lo que le devuelve la esperanza a Myriam y a todos los que creemos que podemos tener la Provincia que tanto soñamos.

Podemos ser más de lo que nos hicieron creer. Necesitamos agrandar el equipo del cambio para dar estas peleas con más fuerza, para seguir adelante con las obras y para pelear por lo que nos corresponde. Juntos empezamos esta transformación y depende de nosotros que continúe.

 

Gladys González
Candidata a Senadora Nacional (Cambiemos)