Santo en la Web y en la Red
Invitado

La Ciudad son los sueños de todos.

Todo lo que hacemos en la Ciudad, lo hacemos para que nuestros vecinos vivan mejor. Cada uno de los grandes proyectos que impactan en la vida de todos, y cada uno de los proyectos barriales, que mejoran el día a día en los distintos barrios; desde entubar grandes arroyos para que miles de vecinos duerman tranquilos cuando llueve porque ya no se les inunda la casa, hasta una parada mejor iluminada para esperar el colectivo más seguros.

Pero nuestro compromiso por cambiar lo que pasa hoy no condiciona nuestra visión del mañana. En todo lo que hacemos, está presente la Ciudad que imaginamos.

¿Cuál es ese sueño que tenemos para Buenos Aires? Cada vez que me hago esa pregunta, inmediatamente se me vienen a la mente las reuniones de vecinos que tengo todas las semanas hace ya más de 8 años.

Y pienso en los deseos que escuchamos y en las historias que nos cuentan. Todas y cada una muy importantes. La Ciudad que soñamos tiene un poco de los sueños de cada uno de nosotros.

En esa Ciudad todos los vecinos tenemos las mismas oportunidades de crecer, desarrollarnos y progresar.

Los chicos de todos los barrios tienen acceso a una educación pública de excelencia, que les da las mejores herramientas para que puedan seguir el camino que elijan, para ser los dueños de su futuro.

La salud pública sigue mejorando todos los años, brindando un mejor servicio cada vez a más personas. Todas las familias tenemos un centro de salud de primera calidad cerca de casa, y contamos además con un médico de cabecera, con alguien que nos conoce y en quien confiamos la salud de nuestros hijos.

Todas las villas están integradas en la Ciudad que soñamos. Son como todos los barrios: con las mismas oportunidades, los mismos servicios y la misma calidad de vida.

Los vecinos tenemos cada vez más participación sobre lo que pasa. Las decisiones sobre los cambios en la Ciudad las tomamos entre todos.

El tránsito ya no es un tema para esa Ciudad. Nos movemos de un lado a otro en uno de los mejores transportes públicos del mundo. Un transporte público que nos conecta mejor, que nos acerca a pesar de estar lejos. Hasta los que tienen auto prefieren el colectivo, el subte o las bicis.

En la Ciudad que veo cuando cierro los ojos, caminamos tranquilos, sin miedo a que algo nos pueda pasar a nosotros o a nuestros seres queridos.

Somos una de las Ciudades con más cantidad de espacios verdes del mundo. Espacios públicos en los que se respira aire puro. Todos los vecinos tenemos un lugar verde cerca de casa para ir a jugar al fútbol, a leer un libro bajo un árbol, a tomar mate o simplemente a disfrutar del sol.

A esa Ciudad vienen emprendedores de todo el mundo, fascinados con la explosión de talento y creatividad que vivimos los porteños. Los emprendedores, los que se animan a llevar adelante sus ideas y proyectos generan cada vez más trabajo en los barrios, cerca de nuestras casas.

En esa Ciudad convivimos mejor, nos respetamos entre todos. Cada uno puede ser lo que quiere ser, lo que siente y nadie juzga, ni mira diferente, porque entendimos que lo más enriquecedor que tenemos es nuestra singularidad. Esa Ciudad es fantástica y maravillosa precisamente por nuestras diferencias, por nuestra diversidad.

Esa Buenos Aires sigue siendo la tierra de las oportunidades, y cada vez para más personas.

Este es un sueño de todos. Un sueño que podemos alcanzar, que está ahí y que solo necesita de esfuerzo y de creer con todas nuestras fuerzas que es posible.

Horacio Rodríguez Larreta
Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires