Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Invitado

¿La culpa es de los chinos…? Por Miguel Calvete.

La crisis de Carrefour y los cambios de hábito del consumidor

Según trascendió, Carrefour Argentina presentó al Ministerio de Trabajo su plan para lograr “sustentabilidad”, argumentando que está atravesando “una situación económica compleja tras tres años de pérdidas.”

Existen desde hace años cambios en los hábitos de consumo, no solo en Argentina, sino en el resto del mundo, donde los formatos de las grandes superficies de consumo masivo como los hipermercados, van cerrando sus puertas, por citar un ejemplo; solo en el 2016 la cadena estadounidense Walmart cerró más de 260 hipermercados en todo el mundo.

El fenómeno en Argentina no tardaría en llegar y desde el año pasado que se registran las modificaciones que en definitiva alterarían los negocios de las cadenas. Uno de los signos más distintivos de esos cambios de hábitos lo genero el consumidor al dirigirse al formato mayorista, determinando ese comportamiento del consumidor final en el incrementó sus ventas, que a ese canal le representan el 29,5% de su facturación.

Por otra parte las bocas de proximidad sostuvieron sus ventas e incrementaron su caudal de consumidores por diferentes motivos, uno de ellos es el ahorro de tiempos en la resolución de compras, esto sumado a que las grandes cadenas sostienen elevados precios y promociones que no son tan reales.

Que desde el Ejecutivo se mencione que  la cadena francesa sufre la competencia desleal de los supermercados chinos, es producto de falta de información correcta, ya que la participación en el mercado de los autoservicios de proximidad de los orientales apenas cubre el 14,5%, mientras que la participación en el mercado de Carrefour es del 33,2%, o sea más del doble. Los chinos en los últimos 10 años fueron los grandes perdedores, cuando las grandes cadenas avanzaron a los formatos de proximidad (con los Mini Market y Express), dado que reconocieron -aunque tarde- el cambio de hábito del consumidor.

La problemática observada en los canales es la caída de las ventas, que registra desde el 2016 un 17% menos de consumo en los productos que conforman la canasta básica. Y eso es para todos por igual, claro que afecta más a las estructuras más grandes.

Claro que los rumores de que Amazon habría realizado un acuerdo y los primeros pasos para su desembarco en Argentina…aceleran aún más las decisiones que diferentes cadenas multinacionales  deberán tomar para lograr quedar bien posicionadas, comenzando por modificar su estructura para hacerla sostenible y sustentable en el tiempo que se avecina.

Es por esto que no podemos endilgar a un minúsculo grupo de inmigrantes chinos que representan solo el 14,5% del mercado, la decisión de  la cadena francesa, que evidentemente busca salir de la situación con la menor pérdida posible, por este motivo el Presidente de la Nación no puede ser funcional a los deseos de una multinacional, más sabiendo que probablemente otras empresas similares seguirán el mismo camino, es injusto entonces solventar con fondos de la Nación las erogaciones que implican los procedimientos de crisis, (ejemplo REPRO) mientras esos recursos son requeridos por cientos de Pymes industriales argentinas que representan el 80% de la fuerza laboral del país.

Con este panorama es de esperar que si los hipermercados no moderan los precios y  no cuidan a los consumidores, se verán obligados a readaptar sus puntos de ventas. El caso de Carrefour es el primer indicio  que es responsabilidad de la propia empresa con una conducta que podría hacerse viral hacia el resto de las grandes cadenas.

 

Por Miguel Calvete
Presidente del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM)