Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Invitado

La esperanza del Cambio

En cada encuentro que compartimos con los vecinos a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires, los más de 16 millones de bonaerenses tienen distintos sueños, inquietudes e historias para contar, pero hay algo común a todos y que no perdieron en tantas décadas que sufrieron la indiferencia de la vieja política: la esperanza del cambio, el deseo de que se puede y merecen estar mejor.

En cada barrio que visitamos, saben que están llegando las obras que le cambian la calidad de vida, porque son hechos que transforman para siempre la realidad de cada uno: las cloacas, el asfalto, poder dormir tranquilos sabiendo que cuando llueve no se van a inundar y perder todo.

Claro que sabemos que no hay mecanismos mágicos y que todavía los beneficios de ese cambio no llegó a todos, pero la gente también sabe que María Eugenia y todo su equipo trabajan todos los días para que se concreten los sueños de los bonaerenses y que, tirando juntos para el mismo lado, es la única manera de que como país vamos a salir adelante.

El apoyo en esta elección tiene que ver con eso, con ese enorme trabajo y esa lucha que se está llevando adelante para devolver la dignidad a los argentinos que le arrebataron por décadas, para luchar contra las mafias y la corrupción, para hacer obras que eran deudas históricas, que se habían prometido en varias oportunidades, que nunca habían avanzado y que hoy son realidad.

La gente ha extendido este voto, que es un voto de esperanza, de confianza hacia la gestión, mirando al futuro y con la convicción de que este equipo es la garantía para terminar con la corrupción e impunidad.

Los argentinos no quieren que vuelvan a llevarse el dinero de las obras en los bolsos de López, donde iba la plata para las escuelas, hospitales y calles, ni que que les tomen el pelo diciéndoles que el celular o billetera que le habían robado fue una sensación.

Hay un equipo que pasa noche y día planificando el futuro de cada argentino y basta caminar las calles de la provincia para ver que los cambios están llegando y los vecinos entienden que no es fácil resolver en 18 meses el desorden económico de los últimos 25 años.

Desde muy chica en mi San Justo natal donde fui criada con el amor de mis abuelos, siempre se esperó que el crecimiento y el desarrollo llegue a cada uno de los vecinos y luego de tanto tiempo, por primera vez estamos en ese camino, sabemos que la gente no quiere volver atrás y por eso estamos dando nuestro mayor esfuerzo en devolver la esperanza de que es posible una provincia mejor, una Argentina para todos.

 

Por Graciela Ocaña
Candidata a diputada nacional (Cambiemos)