Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Invitado

Las bases de un desarrollo sustentable

La economía está mostrando señales de normalización luego de un año duro, y las primeras estadísticas del año indican que en el 2017 retornará el crecimiento. Los argentinos estábamos acostumbrados a un proceso de infantilismo económico, porque el gobierno anterior había encontrado una solución mentirosa para los problemas: consideraba que si no medía la inflación y la pobreza, no subirían los precios ni existirían los pobres.

La administración de Macri emprendió la tarea de transparentar los indicadores, ordenar y sincerar las variables económicas y normalizar las relaciones internacionales; todo necesario para sentar las bases de un desarrollo sustentable.

Ya empezamos a ver los frutos. Una señal es la evolución de los créditos hipotecarios, que desde noviembre ha triplicado la demanda. Esa perspectiva nos permite adelantar, ya a esta altura, que este año será el mejor para ese segmento desde el 2007. Hoy, el 40% de los créditos hipotecarios se instrumentan en UVA, la unidad de tasa variable vinculada a la evolución de los precios, y vamos a un escenario de varias decenas de miles de hipotecas, en el que Banco Provincia está capacitado para competir con éxito con la banca privada. En los últimos cinco años, la línea de créditos hipotecarios había estado prácticamente ausente. Por eso, trabajamos para recuperar esa fortaleza y para que Banco Provincia vuelva a ser sinónimo de casa propia, como desea la gobernadora Vidal.

Como el gobierno nacional y provincial, Banco Provincia también encaró un proceso de reformas que incluyó un ambicioso plan de obras y modernización, con una inversión de S 5.230 millones. Además, nos propusimos convertirnos en el impulsor del desarrollo de la provincia, basándonos en cinco ejes de gestión: industria, agro, microemprendedores, créditos hipotecarios y asistencia a los municipios.

Hoy, tenemos un banco mucho más sólido, a partir de una exhaustiva tarea de recomposición de las cuentas; más previsible, producto de una mejor estructura de fondeo; y mucho más confiable, ya que mejoró notablemente su capacidad de auto-capitalización, con ganancias de casi S 3.200 millones en el último ejercicio.

Toda esa tarea está orientada a dotar al banco público bonaerense de las herramientas necesarias para que mejore la eficiencia y sea competitivo en el momento que la inflación se estabilice en valores razonables, en dos o tres años. Con moneda estable y sana, los márgenes de rentabilidad del sistema financiero se comprimirán, lo que le generará a la banca la necesidad de crecer en volumen para compensar la disminución del margen financiero. Gran noticia para el público, menudo desafío para los bancos.

Terminamos el 2016 con más de $ 100.000 millones de pesos en colocaciones. El 80% de los $ 84.000 millones prestados a empresas tuvo como destino las pymes bonaerenses y el segmento agroindustrial de la provincia.

Detrás de esta estrategia está la convicción de la gobernadora de transformar a Banco Provincia en el motor del desarrollo provincial a partir de su apoyo a la economía real, la incorporación de tecnología, la modernización de los procesos y la renovación de sus puntos de atención.

POR JUAN CURUTCHET
PRESIDENTE DE BANCO PROVINCIA