Santo en la Web y en la Red
Invitado

Maltrato infantil por Prof. Dr. Arnoldo Grosman

La Organización Mundial de la Salud define el maltrato infantil  como “los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.”

Este maltrato es ejercido por personas, grupo de personas o instituciones que sostengan con el niño, niña o adolescente una relación asimétrica de autoridad, confianza o poder.

Tipos de maltrato infantil

Físico: se refiere a cualquier lesión infligida por los padres, o adultos responsables, u otras personas en posición de autoridad respecto de ellos.

Abuso Sexual: se refiere al sometimiento ejercido por un adulto o persona en un nivel de asimetría de poder, afectivamente significativo, en actividades sexuales para las cuales los niños no están preparados ni física ni psicológicamente y que alteran las normas sociales que organizan los roles familiares. La agresión en general se produce sin fuerza física, ya que, se abusa de un vínculo de confianza, autoridad y de poder. Puede ocurrir en un contexto intra o extrafamiliar.

Negligencia: se corresponde con un maltrato pasivo y se presenta cuando las necesidades físicas del niño, como alimentación, abrigo, higiene, protección y vigilancia en las situaciones potencialmente peligrosas, no son atendidas en forma temporaria o permanente por ningún miembro del grupo conviviente.

Psicológico o Emocional: se manifiesta por hostilidad verbal (insultos, burlas, desprecio, críticas o amenazas de abandono o maltrato físico). O por abandono emocional cuando los adultos se ubican en un lugar de extrema pasividad, por ejemplo, bloqueando las iniciativas infantiles, cuando no se brinda afecto y valoración o con una constante indiferencia a los estados de ánimo del niño, niña o adolescente.

Como sospechar maltrato

 El pediatra debe sospechar maltrato cuando no exista relación entre el relato de los padres, y los hallazgos en el examen físico del niño. Los padres habitualmente manifiestan que las lesiones que presenta el niño fueron por accidente. Es así que en el examen físico podemos encontrar hematomas, quemaduras de cigarrillos, fracturas, heridas, falta de pelo. El niño presenta un estado de temor o tensión constantes, vergüenza, sentimiento de culpa, temor a los padres, sometimiento, etc.

Lamentablemente no hay información adecuada y generalizada sobre maltrato infantil a nivel de la comunidad. La poca información habitualmente no está basada en evidencias comprobadas sino más bien en mitos y pensamientos personales o populares. Como ejemplo podemos citar que los maltratadores con problemas de salud mental o problemas de adicción son muy pocos. Muchos padres piensan que gritando o con chirlos se puede enseñar a los niños, confundiendo castigo físico y emocional con poner límites. El niño, niña o adolescente que sufre maltrato es SIEMPRE VICTIMA y nada de lo que hagan justifica la violencia en su contra.

QUE HACER FRENTE A LA SOSPECHA DE MALTRATO INFANTIL

Lo primero que tenemos que entender es que los padres tienen la obligación de proteger a sus hijos, y si esto no ocurre alguien tiene que hacerlo. Existen en nuestro país leyes muy claras al respecto.

La sola sospecha que el niño, niña o adolescente es víctima de maltrato es suficiente para efectuar la denuncia a la autoridad local. Todo aquel que se desempeñe en establecimientos educativos, salud, públicos o privados y todo agente o funcionario público que tuviera conocimiento de la vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes debe comunicar dicha circunstancia.

En estos casos se debe dar intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y adolescentes, línea telefónica 102 donde existe guardia jurídica permanente.

En el caso de maltrato físico se debe recurrir a una guardia hospitalaria o solicitar ambulancia de SAME  a la línea telefónica 107.

 

Las fuentes consultadas para el presente artículo fueron:

 

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

UNICEF

GUIA DE MALTRATO INFANTIL PARA DOCENTES DEL MINISTERIO DE EDUCACION C.A.B.A.

PROGRAMA REGISTRO ESTADÍSTICO UNIFICADO DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA (R.E.U.N.A., SECRETARÍA DE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES)

 

Por Prof. Dr. Arnoldo Grosman
Director de Carrera de Pediatría Universidad Maimónides y Universidad de Buenos Aires