Santo en la Web y en la Red
Invitado

Ponerle un límite a Macri sin soberbia ni oportunismo político

Randazzo_media

Hace años que sostengo que la mejor manera de hacer política es aquella que le cambia la vida a la gente. La política se trata de cumplir. De cumplir las promesas que se hacen y honrar los cargos que se ocupan. Porque sólo así la política podrá volver a gozar de coherencia y credibilidad en el tiempo y los ciudadanos se sentirán realmente representados.

Yo nací en Chivilcoy, en el interior de la provincia, una ciudad donde se cree en la palabra empeñada. En honrar los compromisos. Hoy, estamos frente a un gobierno que incumplió todas sus promesas de campaña y que no se hace cargo de nada. Lo único que hace es echarle la toda la culpa a sus antecesores.

Un gobierno insensible, que gobierna para los ricos y se olvida de las necesidades más apremiantes: la falta de empleo, de seguridad y que no ha podido controlar la inflación.

Por eso, mi decisión de constituir este espacio político y ser candidato a Senador por la provincia de Buenos Aires. Para hacer eso que supe hacer y que creo que caracterizó mi forma de hacer gestión: cumplir.

Creo que hay que hacer autocrítica y reconocer que se hicieron muchas cosas bien, y otras no.

Yo creo que un sector importante de los dirigentes no quiere hacer autocrítica, y que eso generó que el pueblo se inclinara por una supuesta mejor opción.

Hoy nos damos cuenta que la política que impera es la del Estado ausente. Un gobierno que abandona su rol esencial de igualar oportunidades y combatir desigualdades. Que maneja el Estado como si fuera una empresa. Es decir que abandona derechos y consagra privilegios. Una política que abandona a los más débiles, a los trabajadores y a la clase media.

Este espacio surgió para ponerle límites a esta política, pero no hay que ser oportunista. Rechazo la política del oportunismo. No concibo un dirigente que en 24 horas pase de ser adulador a ser un crítico feroz de un modelo de gobierno.

No concibo un dirigente que se dice opositor y acompaña a un presidente a Davos para buscar inversiones que aún la gente las está esperando.

Vinimos a cumplir con la palabra como lo hicimos cuando dijimos que se podría sacar un nuevo DNI en 24hs.

O cuando dijimos que se podría sacar un pasaporte sin coimear a un comisario, o cuando después de la tragedia y el dolor, dije que me haría cargo de los trenes, o cuando dije en el 2015 que me iría a mi casa si el candidato era elegido a dedo.

Cumplí con todo eso y a eso vine.

A cumplir con la ley, con los que cumplen con la ley, con los que cumplieron toda la vida, con los que cumplen todos los días, con los sueños de los jóvenes, y sobre todo, con los que hoy no pueden cumplir.

Porque de eso se trata la política, de cumplir con vos.

 

Por Florencio Randazzo
Candidato a senador de la provincia de Buenos Aires por el frente Cumplir.