Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Invitado

Propietarios y encargados de edificios.

La información que suministra la Cámara de Propiedad Horizontal y demás Cámaras vinculadas al sector, así como la incontrastable realidad de quienes afrontamos el pago de expensas,  nos ha concientizado que la remuneración del encargado supera – en muchos casos –  el 60% del gasto total del consorcio.  La ley 12.981, crea la figura del  Encargado de Casas de Renta y Propiedad Horizontal -S.U.T.E.R.P.H.,  Ley promulgada el 05 de mayo de 1947 y sus  modificaciones posteriores, en nada han variado el concepto que toda persona que trabaja en un inmueble, desempeñando en forma habitual y exclusiva, por cuenta del propietario las tareas de cuidado, vigilancia y demás servicios accesorios del mismo, cualquiera fuera la forma de su retribución, es considerado como encargado de casas de renta, declarándose comprendido al personal que desempeña iguales tareas en las fincas sometidas a un régimen de propiedad conforme a las disposiciones de la ley 13.512 de propiedad horizontal (hoy derogada y ahora incorporada  al Código Civil y Comercial de la Nación).  Hasta hoy y desde hace 70 años,  la desinformación  y ante sospechoso silencio de sus actores,  “el SUTHER” lleva a cabo las negociaciones paritarias con los administradores, con total ausencia de los propietarios quienes estamos indefensos y desinformados, pero luego a la hora de tener que afrontar al pago de la expensas la realidad nos pega en el bolsillo. Tan importante es el valor de las expensas que, inclina la balanza a la hora en decidir la compra o alquiler de una propiedad. La  morosidad en los pagos va en aumento en todo el país con la consecuencia en muchos casos, de llegar al remate del inmueble  (hoy de cada 10 propietarios, 3 no pueden pagar las expensas). Es importante que los argentinos tengamos pleno conocimiento de la no obligatoriedad de tener  un encargado  si es que vivimos y/o tenemos un comercio y/o una cochera afectado a un consorcio,  creer lo contrario es un mito que el paso del tiempo ha instalado en la sociedad, que cae ante la realidad incontrastable de la ley.  Se está gestando una clara tendencia de no reemplazar a los encargados, contratando servicios externos y hasta el caso de destinar el inmueble de vivienda de la portería al alquiler, generando beneficios ante los altos costos de mantener un encargado.  Así las cosas, flaco favor se está logrando con los desmedidos presuntos beneficios que obtienen, concluyendo que los excesos, incluso los están perjudicado.  Estamos ante la necesidad de adecuar a los nuevos tiempos la legislación laboral, y nadie más que un propietario para defender sus propios intereses.  Como corolario, es reconocido el principio en derecho de que  “quien puede lo más puede lo menos”, si tenemos facultades como propietario para constituir la persona jurídica consorcio y el Código Civil y Comercial nos otorga facultades para dejarlo sin efecto, quien más que el propietario, nucleado bajo una figura gremial/empresaria para sentarse a debatir con el sindicato todos los temas que hacen al vínculo laboral que nos une.

 

Por Gabriel Mormandi
Presidente Asociación Civil de Propietarios de Inmuebles de Renta y Horizontal. 

www.asociacionph.com.ar