Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Invitado

Sarampión. Como se puede evitar por Dra. Lilián Testón.

El 17 de marzo de 2018 el Ministerio de Salud de la Nación emitió un alerta epidemiológico para evitar la reintroducción del sarampión en la Argentina, ante su circulación en otros países de América y del mundo y el tránsito de personas desde y hacia esos lugares.

El objetivo es informar sobre la situación, difundir las recomendaciones para la población local y los viajeros e instar a los equipos de salud de todo el país a intensificar la vigilancia epidemiológica de la Enfermedad Febril Exantemática, así como verificar los circuitos y protocolos para la notificación oportuna y la implementación inmediata de acciones de control ante la detección de casos sospechosos.

Qué es el sarampión

  • Es una enfermedad viral aguda, potencialmente grave, transmisible y extremadamente contagiosa.
  • Manifestaciones clínicas: fiebre, conjuntivitis, coriza, tos (triple catarro), enantema típico (manchas de Koplik) pero que no está presente en todos los casos, y erupción generalizada centrífuga con espacios de piel sana (exantema morbiliforme) que comienza en la cara y luego desciende al tronco y miembros. Las complicaciones pueden ser por el mismo virus o por una sobreinfección bacteriana, e incluyen diarrea, otitis media, neumonía (es la causa más frecuente de muerte) y meningoencefalitis.
  • Agente etiológico: virus del sarampión, que pertenece a la familia de los Paramyxovirus, género Morbilivirus.
  • El único reservorio es el ser humano.
  • Modo de transmisión: fundamentalmente de persona a persona, por diseminación de gotitas a través del aire. La presencia de aerosoles permite la transmisión aérea en lugares cerrados (consultorios e internaciones) hasta dos horas después.
  • Período de incubación: de 10 días (7 a 18), desde la exposición hasta el comienzo de la fiebre, y 14 días hasta el inicio de la erupción.
  • No hay un tratamiento específico
  • Prevención: con la vacunación oportuna de la población susceptible.
  • Aislamiento: los niños no deben asistir a la escuela hasta una semana después que apareció la erupción. En los hospitales, el aislamiento respiratorio debe ser estricto.
  • Medidas de control y diagnóstico: Ver “Actividades ante un casos sospechoso”

Situación en América

Si bien esta región fue la primera del mundo en ser declarada libre de rubéola en 2015 y de sarampión en 2016; y en la Argentina no se registran casos autóctonos de sarampión desde 2000 y de rubéola y síndrome de rubéola congénita (SRC) desde 2009; durante 2017 cuatro países del continente notificaron casos confirmados de esta enfermedad: Argentina, Canadá, Estados Unidos y Venezuela. Desde enero de 2018 ya son nueve países las naciones con casos confirmados: Antigua y Barbuda (1 caso importado), Brasil (14), Canadá (4 casos importados), Colombia (1 caso importado), Guatemala (1 caso importado), Estados Unidos (13 importados y relacionados a la importación), México (4), Perú (2 casos en residentes que no han salido del país) y Venezuela (159).

En Venezuela se confirmó sarampión en 886 personas desde la semana epidemiológica (SE) 26 de 2017 hasta la 7 de 2018. El 82% en el estado de Bolívar, con casos en otros 8 estados.  Los más afectados fueron los menores de 5 años, seguidos del grupo de 6 a 15 años.

En Brasil, hay un brote de sarampión en los municipios de Boa Vista y Pacaraima, en el estado de Roraima. En ese país se confirmaron 14 casos por laboratorio y otros 36 permanecen en investigación desde la SE 8 de 2018 y hasta el 12 de marzo. Todos proceden de Venezuela y ninguno tiene antecedente de vacunación contra sarampión-rubéola. El rango de edad es de 9 meses de vida a 18 años. Hubo un fallecido y el genotipo hallado es D8, idéntico al identificado en Venezuela en 2017.

Situación mundial

En 2017 en Europa se cuadruplicó el número de casos respecto a 2016. Se registraron 21.315 casos y 35 defunciones. El 72% se concentra  en Rumania, Italia y Ucrania.

También hubo brotes de sarampión entre 2016 y 2017 en los siguientes países: China, Etiopía, India, Indonesia, República Democrática Popular Lao, Mongolia, Filipinas, Nigeria, Sri Lanka, Sudán, Tailandia, y Vietnam, entre otros.

Recomendaciones para profesionales de la salud

  • Verificar esquema de vacunación completo para la edad
  • De 12 meses de vida a 4 años: 1 dosis de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).
  • Mayores de 5 años de edad: 2 dosis de vacuna doble o triple viral después del primer año de vida.
  • Quienes nacieron antes de 1965 no necesitan vacunarse.
  • Intensificar la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de enfermedad febril exantemática (EFE)
  • Definición de caso sospechoso: paciente con fiebre mayor a 38ºC y exantema, o todo caso en que el profesional sospeche sarampión o rubéola.
  • Ante síntomas compatibles: indagar siempre sobre antecedentes de viaje de los pacientes.
  • Notificación inmediata nominal: todo caso sospechoso deberá notificarse al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (al módulo C2 por parte del equipo médico que atienda a un caso sospechoso, y al módulo SIVILA por parte del personal de laboratorio que obtenga, reciba o procese muestras provenientes de un caso sospechoso), dentro de las 24 horas de la notificación, con adelanto por vía telefónica a la autoridad local responsable de las primeras acciones de bloqueo.
  • Actividades ante un caso sospechoso:
  • Informar inmediatamente a la autoridad sanitaria por el medio disponible (fax, teléfono, mail), SIN esperar resultados de laboratorio.
  • Notificar dentro de las 24 horas al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS). Todo caso sospechoso deberá notificarse al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (al módulo C2 por parte del personal médico que atienda a un caso sospechoso, y al módulo SIVILA por parte del personal de laboratorio que obtenga, reciba o procese muestras provenientes de un caso sospechoso).
  • Confeccionar de manera completa la ficha epidemiológica.
  • Recolectar muestras  para  el  diagnóstico  etiológico:  Tomar  siempre  muestra  de  sangre; además, tomar muestra de orina hasta 14 días posteriores a la aparición de exantema   y/o hisopado nasofaríngeo (HNF) hasta 7 días posteriores. Conservarlas refrigeradas hasta su derivación, que debe realizarse dentro de las 48hs. posteriores a  la toma. Todas las muestras deben ser estudiadas en forma simultánea para sarampión y rubéola.
  • Aislamiento del paciente: Disponer el aislamiento del paciente hasta los 7 días siguientes del inicio del exantema para evitar contagios. En caso de requerir internación, se debe proceder al aislamiento respiratorio.
  • Del nivel operativo
  1. Investigación epidemiológica: investigar posible fuente de infección, identificando lugares que el enfermo frecuentó, eventuales desplazamientos y viajes entre los 7 y 30 días previos al inicio del exantema. Elaborar línea de tiempo del caso para definir los períodos de incubación, de transmisibilidad y de aparición de casos secundarios. Realizar investigación de contactos en los lugares en los que haya estado o permanecido el caso sospechoso (trabajo, escuela, club, gimnasio, etc.) durante el período de transmisibilidad.
  2. Realizar la vacunación de bloqueo con vacuna triple viral a los contactos del caso sospechoso que no cuenten con esquema de vacunación adecuado.
  3. Efectuar acciones de monitoreo rápido de cobertura en áreas de ocurrencia de casos para identificar a los no vacunados y completar esquemas. Ante una situación de brote, las autoridades sanitarias podrán ampliar las indicaciones de vacunación.

Recomendaciones para viajeros

  • Verificar esquema de vacunación completo para la edad según Calendario Nacional de Vacunación. De no contar con las 2 dosis recomendadas, la vacuna debe ser aplicada mínimo 15 días antes del viaje.
  • Los niños de 6 a 11 meses de vida que viajen a áreas de circulación viral activa, deben recibir una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación. Se administrarán las dosis correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación al año de vida y al ingreso escolar.
  • En caso de verificar la aparición de fiebre y erupción cutánea durante el viaje o dentro de las tres semanas del regreso, consultar inmediatamente al médico informando el antecedente de viaje. No concurrir a lugares públicos hasta obtener el alta médica.

 

Por Dra. Lilián Testón

Médica infectóloga
Coordinadora del Departamento de Epidemiología de FUNCEI/FIDEC
Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI)
Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries (FIDEC)