Santo en la Web y en la Red
Lo Que Hay Que Saber

¡Gracias Alejo por tu coraje!

Alejo Ferrero, con tan sólo 8 años fue el donante de médula de su papá que es muy joven. Rodolfo tiene sólo 27 y padece leucemia. En verano tuvo un recaída muy fuerte.  Empezó con el tratamiento de quimioterapia y toda la familia se hizo el estudio de compatibilidad para ver quien podía ser el donante. “No vino al mundo a salvarme, es lo que nos toca vivir”, dijo Rodolfo emocionado mientras se recupera en una clínica del barrio de Congreso y agregó con orgullo que su hijo “Nunca tuvo miedo”.