Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Lo Que Hay Que Saber

TRAEME LA COPA, MESSI. Por Agustín Balparda.

Cada vez falta menos. El Mundial está a la vuelta de la esquina. Pocos días para que se paralicen los corazones de miles de millones de fanáticos del fútbol, deporte por excelencia para nosotros,  los argentinos.

Todavía con la final de Brasil 2014 en el recuerdo cercano, la selección albiceleste, de la mano de Jorge Sampaoli y as de espadas Lionel Messi, buscarán dar todo de sí para traer la tan ansiada copa del mundo que se nos viene haciendo esquiva desde México 86.

Esta, la vigésima primera edición de la Copa Mundial de Fútbol, se realizará en Rusia entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018. Es la primera vez que un país de Europa Oriental organiza el campeonato.

El país anfitrión confirmó 12 estadios, distribuidos en 11 ciudades para el Mundial: Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Moscú, Nizhni Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Saransk, Sochi y Volgogrado.

 

Estadio Luzhniki. Allí se jugará la final el 15 de Julio.

Desde Inglaterra 1966 cada Copa Mundial tiene su mascota asignada y esta vez no será la excepción. Para ello, el país ruso creó una plataforma donde sus ciudadanos podían dar sus preferencias sobre el tipo de personaje a utilizar, elegir sus características, y hasta incluso elegir el nombre de la mascota. Las actividades para crearla, comenzaron en abril de 2015 y finalizaron en octubre de 2016.

Finalmente, la mascota oficial de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 es un lobo seductor y divertido llamado Zabivaka o “pequeño goleador”, que obtuvo el 53% de los votos. Tras el quedó el tigre (27%) y el gato (20%).

 

 

Argentina debuta el 16 de junio a las 10 hs. (hora local) frente a Islandia en el Otkrytie Arena, estadio del Spartak de Moscú. Luego se verá las caras el 21 con Croacia a las 15 hs. en el estadio de Nizhny Novgorod. Por último, cerrará su participación en el grupo D enfrentando a Nigeria el día 26, también a las 15 hs, en el estadio Krestovski (cancha del Zenit, en San Petersburgo).

El Mundial ya empezó a jugarse por estos lados. Sabido es que la Selección Argentina no atraviesa su mejor momento. Luego de lograr una agónica clasificación al Mundial tras ganar en la altura de Quito frente a Ecuador, el funcionamiento del equipo todavía no se ha encontrado. En la última gira por Europa, donde se le ganó a Italia (no clasificó al Mundial) por 2 a 1 y se perdió duramente con España (6-1), el combinado argentino quedó navegando en un mar de dudas.

Parece que Sampaoli no tiene bien en claro que jugadores llevar a Rusia. O al menos, eso es lo que nos deja entrever por su forma de actuar y declarar en los medios.

 

 

Que al arquero no tiene continuidad, que los defensores no andan bien salvo Otamendi, que Dybala sí, que Dybala no, que Icardi viaja, que no viaja. Al final, parece ser que irá la misma camada de siempre. Aquellos que se debaten entre la gloria y el “fracaso” tras llegar a 3 finales sin poder consagrarse. No nos queda otra que especular mientras esperamos el cierre de la lista definitiva (de 23 jugadores) que darán a conocer antes del 4 de junio.

Lo positivo es que en Rusia estará él. Estará el “Messias” entre nosotros. Quizá sea su último Mundial en plenitud, por lo tanto no habrá mejor opción que aprovecharlo. Es esa luz de esperanza que nos hace ilusionar a todos los argentinos. Hoy por hoy parece difícil, pero para el “gigante” Lionel Andrés Messi nada es imposible.

 

 

Estamos a nada, los corazones laten de emoción, y a pesar de que el equipo no entusiasma, de que la supuesta “renovación” no se hizo, nosotros, como país futbolero que somos, nos pondremos la camiseta, vestiremos los balcones con banderas; nos acomodaremos a los horarios de los partidos, saldremos antes del trabajo, faltaremos al colegio, a la facultad.

Nos juntaremos con amigos en casas o bares y sacaremos a relucir todas las cábalas posibles en pos de enviar la mejor energía a 13 mil km. de distancia con el único objetivo de encontrarnos el 15 de julio festejando en el Obelisco. ¿Y por qué no?

♪♪ Traeme la copa, Messi. Traeme la co…♪♪

 

Por Agustín Balparda