Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Policiales

Triple crimen Mendoza. Sospechoso apareció muerto.

José Patricio Molina, buscado por ser el presunto autor del asesinato de su novia, el hijo de 6 años de ella, y su suegra, en Guaymallén, Mendoza, fue encontrado ahorcado en el barrio de Maipú. Se cree que antes intentó incendiar la casa para eliminar todas las evidencias.

 

El sospechoso, identificado como José Patricio Molina, de 40 años, mantenía una relación con Mayra Soledad Bueno, de 25, una de las víctimas que fue encontrada muerta en una casa ubicada en la calle Barcelona al 100. En la vivienda también se hallaba su madre, Mónica Isabel Outeda, de 51, y Lautaro Valentino Vega, de 6.

Mayra Soledad junto a su madre Mónica.

Según contó la fiscal del caso, Claudia Ríos, los tres cuerpos “recibieron muchos golpes y presentan lesiones de distinto tipo”. Molina fue buscado por más de una hora por la policía, hasta que localizaron su cuerpo sin vida en el domicilio de su hermana, en Rodeo del Medio, localidad de Maipú. Los trasladaron rápidamente al Hospital Central, pero los médicos determinaron que ya no había nada que hacer.

El suceso se conoció tras un llamado telefónico de emergencia al 911, que dio aviso a la Policía local del incendio en la vivienda, en la que permanecían las víctimas. Cuando llegaron los agentes, pensaron que tanto las dos mujeres como el niño habían muerto por inhalación de monóxido de carbono, aunque después constataron los numerosos golpes.

José Patricio Molina, de 40 años, era buscado como principal sospechoso del crimen.

Según el relato de algunos testigos, Molina abandonó la casa donde se llevaron a cabo los crímenes con bolsos antes del incendio, que se cree él mismo habría provocado para eliminar pruebas.“Al nene lo ahogó, a Mónica le partió la cabeza con un machete y tenía golpes en todo el cuerpo, y a Mayra, su pareja, la mató a golpes”, contaron.

Por otro lado, la fiscal Ríos agregó que Molina ya tenía un pedido de captura por antecedentes de robos, hurtos simples y desobediencia desde 1997. Además, añadió que el Ministerio de Seguridad ofrecía una recompensa para quien aportara datos para detenerlo.

 

SEGUIR LEYENDO EN PUNTOSEGUIDO

Asesinado a balazos. Su pareja en la mira.

Gendarme muerto. La mujer le disparó con su arma.