Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
Santo en la Web y en la Red
Política

Marcha 21F. Moyano. “No tengo miedo”.

En la marcha de Camioneros que contó con el apoyo del gremio de Dragado y Balizamiento, las dos CTA, los docentes Suteba y Ctera, empleados bancarios y distintos movimientos sociales y políticos, Hugo Moyano criticó duramente a las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y se defendió de las acusaciones en su contra por presunta corrupción.

 

Moyano llegó pasadas las 14.40 al palco principal ubicado en la Avenida 9 de Julio y Belgrano, y después de escuchar a otros dirigentes como Juan Carlos Schmid, Pablo Micheli y Hugo Yansky, tomó la palabra. “No estoy implicado en ninguna causa de corrupción por ahora. Si tuviera un problema, tengo suficientes pelotas para defenderme solo. Estuve tres veces en cana, dos en la Dictadura cuando muchos de estos señores estaban debajo de la cama. Y después me hicieron la joda de la droga. No me cagué nunca. Siempre puse las que había que poner. Y si hay un problema, voy a poner las que tengo que poner”, comenzó diciendo el sindicalista.

“No tengo miedo de que me maten, estoy dispuesto a dar la vida por los trabajadores. Lo digo de corazón, compañeros. Acá estoy, no me voy a ir del país, no tengo plata afuera”, añadió. Luego se dirigió a Mauricio Macri: “Le reitero al señor presidente que no somos golpistas, ni antidemocráticos. Fueron los trabajadores los que más lucharon para que vuelva la democracia al país. Somos luchadores y vamos a luchar incansablemente”.

Ante los cánticos contra el máximo mandatario, Moyano pidió que cesaran porque “no hacían falta”, y continuó. “Señor presidente, no siga llevando adelante políticas que hambrean a la parte más sensible de nuestra sociedad, a nuestros jubilados, que los han engañado con la reparación histórica”.

“Preparémonos los trabajadores, cuando llegue el momento, de expresar la voluntad democrática”, expresó el dirigente de Camioneros. “Sepamos elegir. Los gorilas no pueden estar más en la conducción del país, porque nos quieren quitar la dignidad. Quiero agradecer una vez más la presencia masiva de los trabajadores de todos los sectores de la sociedad”, finalizó.

Antes de que Moyano hablara, otros dirigentes se dirigieron a la masiva multitud que se encontraba en la 9 de julio. El primero fue Sergio Palazzo, secretario general de La Bancaria: “¿Querían saber cuantos éramos? Seguramente muchos más que los 50 que lo fueron a apoyar a Macri hace una semana al Obelisco”, inició su discurso. Luego señaló que “para aquellos que creían que la marcha era solo para defender a Moyano, les decimos que también venimos a expresar nuestra solidaridad con los compañeros Hugo y Pablo Moyano, y con Camioneros” y que ellos “son objeto de persecusión de este gobierno”.

Luego fue el turno de Juan Carlos Schmid, el único miembro del triunvirato de la CGT que se adhirió a la marcha de Camioneros. El titular de Dragado y Balizamiento leyó las bases del documento consensuado en Mar del Plata y disparó: “lo único que ha logrado este gobierno en estos dos años es hacer perder el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados“.

Después pidió al Congreso “que no acompañe la sanción de leyes que vulneran los derechos de los trabajadores de los sectores más desprotegidos del país”.

Juan Carlos Schmid, secretario general de la CGT y del Sindicato del Personal Embarcado de Dragado Y Balizamiento.

En lo que refiere al apoyo de las CTA, Hugo Yasky extendió su apoyo a Moyano y Baradel y exclamó: “Si quieren buscar un ladrón que vayan a Balcarce 50, ahí tienen que buscar. Nosotros queremos trabajo y dignidad”.

Después, hizo hincapié a las negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos: “el orgullo del obrero sea poner un plato de comida en su casa o que su hijo vaya a la escuela a estudiar y no a comer. Eso se consigue con paritarias libres, con cláusula gatillo, y sobre todo con la ley laboral que hay que defender. Porque esa ley que quieren reformar nos la legaron Perón y Evita”.

Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Antes, Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, sostuvo que el gobierno nacional “demoniza” a los sindicalistas, llamó a “planear la continuidad de esta lucha” y pensar en “construir un paro nacional”. Sobre este último punto, consideró: “Es la mejor manera de parar los despidos. Venimos a esta marcha para que paren con los despidos y reincorporen a los compañeros”.

 

 

SEGUIR LEYENDO EN PUNTOSEGUIDO

Macri. Buscar soluciones sin aprietes.

Frigerio. La marcha no frenará a la Justicia.