Santo en la Web y en la Red
Política

Milagro Sala. Afirmó que “es una presa política”. Enfrentó la primera de las causas en las que está imputada.

La líder de la Tupac Amaru Milagro Sala enfrentó el primer juicio oral en su contra. Fue por la causa que se originó tras la denuncia del gobernador Gerardo Morales del 2009, cuando en una manifestación púbica le tiraron huevos.

Sala aseguró que es “una presa política” y que “nunca robó“. Además, dijo que, durante la manifestación de 2009, ella “estaba en Monte Rico” y se enteró de lo sucedido “por los medios”

“Yo no lo hice, y si lo hubiese hecho, hubiera estado al frente de la movilización. Siempre doy la cara y no me escondo de nada”, agregó.

Sobre Morales, la dirigente dijo que lo “perdonó“, aunque señaló: “En este año no se dedicó a gobernar, se dedicó a llenarme de causas. Que se dedique a solucionar los problemas de la gente“.

También, indicó que el gobernador cobra $ 214.000, marcando la diferencia con el resto de los empleados estatales, y añadió que al funcionario “le moslesta que los negros nos organicemos” y “que podamos construir nuestro propio futuro“.

Por último, Sala le habló a los fiscales. “Les pido que no se dejen presionar. En la Justicia provincial no hay independencia”, les pidió.