Santo en la Web y en la Red

2 de marzo, 2024

Cinco militares bolivianos quemados vivos. Perseguían a narcos cerca de la frontera con Argentina

Formaban parte de una operación destinada a combatir actividades ilícitas

5 miembros del Ejército Boliviano fueron asesinados cerca de Villamontes, a unos 90 kilómetros de la frontera con Argentina.

Los subtenientes Yamil Argani y José María Romero, junto a los sargentos Braulio Pacaje, Vladimir Pacasi y Ruddy Medoza, fueron incinerados dentro de su vehículo tras ser emboscados por una organización criminal.

Primero se pensó que el incendio había sido causado por un accidente de tránsito, pero el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Daniel Vargas, lo descartó.

Denunció que lo sucedido fue un acto criminal premeditado, una manifestación de la violencia que enfrentan las fuerzas armadas en su lucha contra el contrabando y narcotráfico.

El funcionario dijo que “se está llevando a cabo una movilización de los grupos de inteligencia militar para dar con los responsables de esta atrocidad”.

Formaban parte de una operación destinada a combatir actividades ilícitas en las zonas fronterizas bolivianas.

El día del crimen perseguían un vehículo cargado con sustancias químicas ilegales.

Testigos revelaron que la camioneta militar fue forzada a salirse del camino y volcó.

Los atacantes aprovecharon la confusión tras el accidente para desarmar a los militares, rociarlos con gasolina y prenderlos fuego.

Después del asesinato, los narcos huyeron, dejando tras de sí botellas de gasolina.

Posteriormente, uno de ellos se jactó del crimen: “Tanto que hacen llorar a la gente estos maleantes, están ardiéndose como perros que son”, se escucha en una de estas grabaciones.

Seguir leyendo