Santo en la Web y en la Red

19 de junio, 2024

Crimen de Lucas. 3 policías condenados a prisión perpetua. 6 sentenciados por encubrimiento.

5 fueron absueltos. Los padres están conformes con el fallo.

3 efectivos de la Policía de la Ciudad fueron condenados a prisión perpetua por el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado a tiros en noviembre del 2021 en el barrio porteño de Barracas.

Los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 consideraron al inspector Gabriel Alejandro Isassi (42), al oficial mayor Juan José López (48) y al oficial Fabián Andrés Nieva (38) coautores del “homicidio quíntuplemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, alevosía, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad” y de los delitos de “tentativa de homicidio quíntuplemente agravado” de los adolescentes, Julián Salas (19), Joaquín Zúñiga (19) y Niven Huanca (19), todo en concurso ideal con “falsedad ideológica y privación ilegítima de la libertad”.

5 integrantes de la Policía de la Ciudad fueron condenados a penas de entre 6 y 3 años de prisión por el encubrimiento del crimen de Lucas González y un sexto fue penado con 8 años de cárcel por torturar al joven y sus tres amigos.

El Tribunal Absolvió a otros 5 policías que llegaron al debate también acusados de encubrimiento y dispuso que queden de inmediato en libertad.

Los jueces ordenaron además se extraigan testimonios para que se investigue la actuación en el marco del caso que tuvieron el jefe y el subjefe de la Policía de la Ciudad.

“Se ordena extraer testimonios respecto del jefe y subjefe de la Policía de la Ciudad a raíz de los hechos denunciados por (el imputado) Ángel Darío Arévalos en sus últimas palabras y remitirlos al juzgado en lo Criminal y Correccional número 7, donde quedó radicada la denuncia de la doctora Natalia Paola Arévalos durante los alegatos”, señaló el Tribunal.

Héctor “Peca” González, el padre de Lucas, aseguró que el fallo fue “un alivio al corazón” y consideró que con esta decisión judicial su hijo “va a poder descansar en paz”.

“Me saqué una mochila”, dijo

“Estoy más que agradecido a la vida por todo lo que me regaló mi hijo y toda la gente que nos apoyó durante todo este tiempo. Yo quería que él (por Lucas) se eleve y que descanse en paz. Voy a cumplir mi promesa de ir a ponerle la chapita de Barracas y de Defensa (a Lucas)”, afirmó.

Cintia López, la mamá de Lucas, que es el día de su cumpleaños, dijo que no va a perdonar a los efectivos de que mataron a su hijo, y que espera que los asesinos “no salgan nunca de la cárcel”, así como su hijo “no va a salir más del cementerio”.

“Cuando yo saque a mi hijo del cementerio quiero que ellos salgan de la cárcel, o sea, nunca. Yo a mi hijo no lo voy a sacar nunca del cementerio, quiero que ellos no salgan nunca de la cárcel”, explicó.

“Estigmatizaron, lo discriminaron, los vieron dos veces porque eran morochos. Salen de una villa, de la 21-24 de un barrio carenciado como es el de Barracas, salieron de entrenar. Lo vieron, lo eligieron, lo esperaron, me lo acribillaron, me lo torturaron y me lo quemaron con cigarrillo”, dijo González.

El papá anunció que le pedirá una audiencia con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para que cambie el día de la Policía de la Ciudad.

Sólo 6 de los 14 policías, ninguno de los imputados por el crimen, hicieron uso de sus últimas palabras ante el Tribunal Oral en lo Criminal 25 sosteniendo que que eran inocentes. 4 de ellos son los que fueron absueltos.

Seguir leyendo