Santo en la Web y en la Red

16 de abril, 2024

Dani Alves. El jugador de futbol obtuvo su libertad tras 14 meses en prisión. Puso su casa como garantía por 1 millón de euros.

La vivienda está ubicada en una de las zonas más exclusivas de Barcelona. Valuada en 5 millones de euros.

Después de que la Audiencia Provicional de Barcelona acordó la semana pasada dejar al jugador en libertad provisional bajo fianza, Dani Alves logró reunir el millón de euros requerido su liberación del centro penitenciario Brians 2.

Contrario a los rumores que apuntaban hacia el padre de Neymar Jr. como el prestamista de esta cantidad, tal como lo hizo anteriormente con 150.000 euros para una indemnización, éste negó tal ayuda a través de un comunicado.

“Como todo el mundo sabe, al principio ayudé a Dani Alves, sin ningún vínculo con ninguna demanda. En este segundo momento, en una situación distinta a la anterior, en la que los tribunales españoles ya se han pronunciado a favor de la condena, se especula y se intenta asociar mi nombre y el de mi hijo a un asunto que hoy ya no nos corresponde. Espero que Daniel encuentre con su propia familia todas las respuestas que busca. Para nosotros, para mi familia, el asunto se acabó”.

Lorena Vázquez, presentadora del programa Espejo Público, habló con la abogada Montse Suárez, quien explicó cómo el brasileño pudo haber abonado la fianza: “Puede ser en metálico, pero no han pensado en la mansión que tiene esta persona que vale 5 millones de euros, porque esta ley también permite, en defecto de dinero, poder presentar una escritura de tu propiedad y poder, por lo tanto, rebatir esa libertad provisional”.

La vivienda, valuada en esa cifra millonaria se encuentra en una de las zonas más exclusivas de Barcelona.

La misma fue adquirida en 2010 cuando Alves se unió al FC Barcelona y aún estaba casado con su ahora ex esposa, Dinorah Santa Ana, quien quedó como copropietaria.

La mansión cuenta con 655 metros cuadrados.

Inés Guardiola, abogada de Alves, aseguró durante el juicio que el futbolista atraviesa una “ahogada situación económica” debido a la pérdida de contratos de patrocinio, su salida del club mexicano Pumas y embargos en Brasil por una causa judicial relacionada con su ex mujer y la pensión de sus hijos.

Esto habría llevado al jugador a enfrentar una falta de liquidez que lo obligó a poner una propiedad como forma de pago.

Seguir leyendo