Santo en la Web y en la Red

17 de abril, 2024

Dijeron que su hija había sufrido un ACV. Tenía un tiro en la cabeza.

Esta en terapia.

Una joven de 33 años, con problemas de salud mental, llegó inconsciente al Hospital.

Su padre y su madrastra, que la trasladaron allí, aseguraron que había padecido un ACV en su casa.


Derivada a terapia intensiva, los médicos solicitaron una tomografía para evaluar el daño que había dejado el presunto accidente cerebrovascular.

Al obtener las imágenes, lograron llegar al verdadero motivo del delicado estado de la paciente tenía alojada una bala en el cráneo.

Padre y madrastra fueron detenidos e imputados por homicidio agravado por el vínculo en tentativa.


Los médicos dedujeron que la sangre que presentaba en el cuero cabelludo no era producto de una caída al desvanecerse por el ACV, tal como habían asegurado el hombre y la mujer que fueron arrestados, sino del impacto del plomo al ingresar a la cabeza.

Los profesionales se comunicaron con la Policía y la fiscalía en turno. Minutos más tarde, personal judicial llegó al lugar.

Los acusados cambiaron la versión: ambos dijeron que se había tratado de un intento de suicidio.

Los investigadores no hallaron el arma con la que la víctima -que padece esquizofrenia-habría intentado quitarse la vida.

Pasó en Moreno.

Seguir leyendo