Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Empresario descuartizado. La autopsia reveló que fue asesinado de dos disparos por la espalda y a distancia. El cuerpo fue desmembrado “post mortem”.

Presentaba heridas en la espalda y la cara, que fueron hechas cuando ya estaba muerto.

Fernando Pérez Algaba, el empresario que fue hallado descuartizado dentro de una valija en un arroyo en la localidad de Ingeniero Budge, fue asesinado de dos disparos a poca distancia y por la espalda, según reveló la autopsia.

Acorde al examen realizado en la Morgue judicial de Lomas de Zamora, el “trader” llevaba entre 5 y 7 días muerto cuando fue hallado. Se estableció que estuvo en contacto con el agua durante ese tiempo, lo que explica el deteriorado estado de su piel.

La muerte del masculino fue producida por mecanismo violento y a consecuencia final de un paro cardio-respiratorio traumático, siendo la causa originaria una hemorragia aguda secundaria con lesiones ocasionadas por el paso de proyectiles”, describe el estudio.

Una de las balas que acabó con su vida e ingresó por la espalda, atravesó su pulmón derecho, el diafragma y el hígado. El otro proyectil le destrozó su pulmón izquierdo. Esas lesiones le provocaron hemorragias que llevaron a su fallecimiento.

Los forenses indicaron que presentaba una herida cortante en la espalda y golpes en la cara, que fueron hechas cuando ya estaba muerto. Además, se reveló que el cuerpo fue descuartizado “post mortem”.

Amputación completa a nivel de cuello, miembros superiores y miembros inferiores. Los mismos sin infiltrado hemorrágico de los planos seccionados, por lo que se estima que se tratan de lesión post mortem”, dice la autopsia. También detalla que Pérez Algaba tenía la ropa puesta cuando fue descuartizado.

Los asesinos colocaron las piernas y brazos en cuatro bolsas distintas, que luego escondieron en una valija de color rojo, la cual fue encontrada por un grupo de niños en el arroyo del Rey, el cual está lleno de basura.

La cabeza del empresario fue descartada en una mochila con la inscripción de la municipalidad de Lomas de Zamora y el torso fue hallado flotando en el agua.


Seguir leyendo