Santo en la Web y en la Red

19 de junio, 2024

Envenenó a su pareja. Quería cobrar su herencia.

Para los investigadores el imputado le suministró sustancias extrañas al manipular los sueros cuando estaba internado.

Un podólogo está acusado del homicidio de su pareja, un hombre que falleció en enero de 2020 luego de sufrir una insuficiencia renal.

Para los investigadores el imputado le suministró sustancias extrañas al manipular los sueros de la víctima mientras permaneció internada, para provocar su muerte y cobrar una herencia.

Todo comenzó en septiembre de 2019, cuando Germán Berjeli (41) se unió civilmente con Roberto Alfonso Aquiles Guzmán Jaque (58), de nacionalidad chilena.

4 meses después debió ser internado debido a una insuficiencia renal y finalmente el 12 de enero de 2020 murió.

Berjeli retiró el cuerpo de su pareja y llevó a cabo la cremación.

La familia del hombre y la clínica recurrieron a la Justicia por tener dudas acerca de su muerte, por lo que el juez inició un expediente calificado legalmente como “averiguación de delito”.

El domicilio particular de Berjeli Se secuestraron bolsas con medicación, recetas médicas a nombre de la víctima, una computadora portátil y un teléfono celular del podólogo.

Se prohibió su salida del país, al tiempo que se allanó su consultorio de podológica.

los detectives obtuvieron un registro importante de cámaras de seguridad del Sanatorio, en las que se observa como en los horarios de visita, Berjeli se quedaba solo con su pareja y manipulaba los sueros, al colocar sustancias extrañas con jeringas o cambiarlos por otros que traía desde el exterior del centro de salud.

del análisis de los estudios clínicos realizados a Guzmán Jaque en el sanatorio se desprende la presencia de sustancias dañinas en su organismo, principalmente alcohol etílico, causa que explicaría el proceso que derivó rápidamente en su fallecimiento.

La causa fue recalificada como homicidio cuádruplemente agravado por el vínculo, la alevosía, el envenenamiento y la codicia.

Para los investigadores, el móvil del crimen tenía un fin económico, ya que el podólogo pretendía heredar una propiedad radicada en Chile a nombre de la víctima y una importante suma de dinero.

Fue detenido en la ciudad de Mendoza.

Seguir leyendo