Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Federico Storani. Comienza el juicio por la muerte de su hijo. “No me anima un sentimiento de resentimiento, espero justicia”.

Pasaron 7 años y seis meses para llegar al debate oral.

El juicio por la muerte de Manuel Storani, hijo del dirigente radical Federico Storani, y su madre María de los Ángeles Bruzzone, además de una tercera persona por un choque de lanchas en el río Luján, en el partido bonaerense de Tigre, comenzará el 2 de octubre en los Tribunales de San Isidro. Siete años después del hecho que tiene como imputado al conductor de una de las embarcaciones Torres Lacal por “triple homicidio con dolo eventual”.

El 31 de marzo de 2016, Manuel, de 14 años, viajaba junto a su mamá y otras cuatro personas en una lancha que cerca de las 23 fue violentamente embestida por otra embarcación conducida por Torres Lacal.

“Lo que espero de este juicio es Justicia. No me anima ni un sentimiento de resentimiento, ni mucho menos de revancha. Quiero Justicia. Justicia por habernos privado a nosotros y también a la sociedad argentina de un proyecto de hombre que ya era una realidad en cuanto a niño que fue, adolescente, con una legión de amigos, con con un comportamiento muy solidario, estudioso y con un extraordinario porvenir”, dijo Storani.

“Por lo tanto la reparación significa, conforme lo que debe ser el Estado de Derecho, que se haga justicia por una actitud absolutamente desaprehensiva y en desprecio a la vida como la que actuó este señor homicida”.

7 años para llegar a juicio. “Entre otras cosas porque eso describe al homicida. El homicida en ningún momento procuró allanar el camino, está en su derecho no allanar el camino y defenderse, pero la tarea de obstaculizar permanentemente la posibilidad del avance de la justicia fue el denominador común en su accionar judicial, con la presentación de un recurso tras otro, a veces absolutamente irrelevantes, irrazonables, infundados, etcétera, pero solamente para dilatar”.

“Su objetivo fue dilatar y obviamente gastó enormes recursos para pagar abogados muy caros, que sirvieran para ese fin. Su objetivo fue dilatar, nunca hacerse responsable, por lo tanto allí se advierte que no existió nunca un genuino arrepentimiento que hubiese podido generar otra situación. Por eso es que se dilató tanto el juicio, porque sobre todo en la Corte de la Nación estuvo con un recurso demorado mucho tiempo y esa fue la razón para que no se llegó con mayor premura a la posibilidad del juicio oral y público”

“Soy abogado, soy profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata y bueno cuando uno vive en carne propia, lo sabía, pero vivirlo en carne propia da un plus. La justicia funciona en realidad bastante mal, se dice habitualmente que justicia que tarda mucho no es justicia o que se demora mucho o que es muy morosa no es justicia”

“En mi caso no podría decir eso, yo creo que ha habido diferentes escalones, hay quienes actuaron muy bien, elogio la actitud del fiscal, también la instrucción ahora el accionar del actual tribunal que todo el mundo estuvo instando a que la posibilidad de que se resolviera, que le llegara la causa que estaba demorada en la Corte de la Nación y otros que obviamente no estuvieron a la altura. Por supuesto que creo que la Justicia tiene que mejorar muchísimo la República de Derecho en la República Argentina para que exista realmente un Estado de Derecho”

“Con Manu siempre he tratado de rescatar la belleza. La belleza en un sentido integral. La belleza en las personas que la tenía y muchas. No me refiero a lo físico, me refiero a su forma de ser, a su comportamiento, a su forma de relacionarse. La belleza en las cosas que él hallaba, encontraba. La belleza en la naturaleza que él cuidaba muchísimo. Y la belleza en las causas, que son aquellas cosas en las cuales uno se compromete para luchar. Y Manu tenía en ese sentido mucha nobleza. Se comprometía en la amistad, se comprometía en la solidaridad, se comprometía con los animales, con el cuidado de la naturaleza, se comprometía. Y bueno, también ahora encuentro que esa belleza puede estar en un juicio que termine siendo ejemplar para tratar de preservar vidas que pueden ser útiles a una sociedad que está muy lacerada, muy lastimada”

“Y con respecto a Manu, un poco esa relación con él, ser coherente con lo que él fue en vida. Y bueno, por supuesto, es lo que perseguimos en esta instancia y lo que quiero procurar como una forma también de rendir un tributo, un homenaje a lo que él mismo fue”.

“Lo que más extraño de Manu, aunque parezca increíble, son por un lado los abrazos, que eran muy lindos abrazos, en silencio. No éramos muy expresivos en decirnos demasiado te quiero y todas esas cosas, pero sí transmitíamos en los abrazos ese amor y de querernos mucho. Y también extraño nuestras conversaciones en silencio, a veces estábamos a largos ratos en silencio, uno y el otro, y nos mirábamos y a veces nos sonreíamos, sabíamos en parte lo que estábamos pensando”

“Extraño también que él para mí era un bálsamo en mi vida vertiginosa y de adrenalina. Extraño la vinculación que él tenía excelente con sus hermanas, con toda mi familia. Y extraño esas conversaciones silenciosas que teníamos, por supuesto matizábamos con chistes, Manuel tenía un excelente humor. Alguna partida de ajedrez que siempre hacíamos. Mirar su despertar adolescente que lo hacía de manera tan linda, tan atractiva, tan respetuosa. En fin, lo extraño. Extraño a Manuel”

“Nunca vi al homicida personalmente, porque lo homicida además de ser una persona que permanentemente intentó obstaculizar el avance, el desarrollo de esta causa y de la justicia, nunca se presentó personalmente a alguna de las audiencias, por ejemplo en el ámbito civil donde era citado, porque también hay una causa civil. Nunca lo vi personalmente.”

“No sé qué me va a pasar cuando lo vea, pero no me va a pasar nada, porque yo pienso que ya lo tengo claramente como identificado, como que es una persona desaprehensiva de los tantos que hay, que con desprecio a la vida, podría decir, para tipificarlo despectivamente porque no me cabe otra, un pendeviejo que busca la adrenalina y que cree que puede poner en riesgo la vida de los demás para tener un ratito de placer”.

“No me gustaría, no me interesa, no me interesaría decirle nada, porque simplemente mirarlo para decirle, bueno, más tarde, más temprano la justicia llega y aquí está y tiene que pagar ante una sociedad, y eso en todo caso sentirme un poco reconfortado ante la sociedad, ante el Estado de Derecho, que a veces deja tanto que desear”

“Ante el dolor indescriptible que es la pérdida de un hijo que es inconmensurable y es irreparable, uno pasa por todos los estados, por una tristeza extrema y hasta también fantasea en algunos momentos por odio, por bronca, en hacer justicia por mano propia, pero luego yo traté de estabilizarme, de estar más tranquilo y lo logré, y de ser muy coherente con lo que fue Manu en vida, que desechaba completamente la violencia, cultivaba la amistad, la solidaridad, tenía mucha belleza en su persona, en el enamoro con la naturaleza, en las causas que abrazaba, y decidí apostar a una lucha a la justicia, por supuesto que la justicia en Argentina es un camino difícil, dificilísimo, pero nunca bajar los brazos, y por supuesto me doy cuenta de lo mucho que hay que mejorar para que Argentina sea realmente un estado de derecho donde todo el mundo tenga acceso a la justicia.”

Seguir leyendo