Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

Investigadores del crimen de la nena de 4 años. La balacera fue tras una disputa por una usurpación.

Los testigos por temor no van a declarar.

Los investigadores del crimen de Nayla la nena de 4 años asesinada cuando jugaba en una calle del barrio 1-11-14 del Bajo Flores, sostienen que la balacera está relacionada a un conflicto originado por la usurpación de una vivienda.

Faltan testigos que se acerquen a declarar, por temor a represalias o a las amenazas que sufren por parte de integrantes de bandas que allí se dedican al narcomenudeo o a los robos.

Los investigadores lograron establecer una conexión entre la balacera que provocó la muerte de la nena y un episodio de usurpación que estuvo a punto de concretarse días atrás y finalmente se frustró.

Las sospechas apuntan a un clan familiar conocido como “Los Marola” que nada tiene que ver con la banda de los peruanos que mantiene la hegemonía de la venta de drogas en la zona.

“Los Marola” fueron los primeros mencionados por vecinos que se manifestaron en las horas posteriores al crimen de Nayla.

Seguir leyendo