Santo en la Web y en la Red

19 de mayo, 2024

“Los Monos”. 2 hijos del primer jefe de la banda narco condenados por amenazas.

Aceptaron un juicio abreviado.

2 hijos del primer jefe de la narcobanda rosarina “Los Monos”, Ariel “Viejo” Cantero, fueron condenados por amenazas a una mujer a la que en dos oportunidades intentaron usurparle la vivienda, mientras ambos cumplían en prisión condenas por homicidio.

Ariel Maximiliano Cantero, alias “Chanchón”; y Ariel Claudio, apodado “Tartita” acordaron la condena para ambos en un juicio abreviado.

El juez Rafael Coria homologó el acuerdo alcanzado por el fiscal Pablo Socca y las defensas de “Chanchón” y “Tartita”, quienes aceptaron ser condenados a 6 años y 4 meses de prisión por el delito de amenazas.

A la vez, la Justicia unificó esas penas con las dictadas en juicios previos por otros delitos, por lo que “Chanchón” Cantero deberá cumplir una condena de 20 años y 4 meses de prisión efectiva y Ariel Claudio una de 24 años y 10 meses.

El fiscal Socca le atribuyó un hecho de amenazas a cada uno de los hijos del “Viejo” Cantero.

El primero, por el que fue condenado “Tartita”, ocurrió el 9 de septiembre de 2020 cuando dos personas que aún no fueron identificadas se presentaron en la vivienda de una mujer de barrio Alvear de Rosario.

Le entregaron a la víctima un papel escrito a mano con un número de teléfono y le pidieron bajo amenaza que se “contacte por el tema de la casa”, para luego golpearla en la cabeza y lesionarla.

La mujer habló desde su teléfono celular con el número indicado y mantuvo conversaciones con Ariel Cantero, quien continuó amenazando a la víctima para que abandone su hogar, poniéndole plazo de un día para que cumpla dicha exigencia

“Tartita” Cantero estaba entonces en la Unidad Penitenciaria 11 de Piñero cumpliendo una condena por homicidio.

Cuando los ejecutores de la amenaza le dijeron a “Chanchón” que en el lugar estaba la policía le “ordenó a la víctima” que no denunciara el hecho ni diera participación a las fuerzas de seguridad.

Ariel Maximiliano Cantero estaba en ese momento también en la cárcel de Piñero, donde cumple una condena a 14 años dictada en marzo de 2020 por el asesinato del policía Cristian Ezequiel Ibarra, ocurrido en julio de 2019, quien estaba involucrado en una trama de narcomenudeo.

Seguir leyendo