Santo en la Web y en la Red

25 de mayo, 2024

Monja detenida. La causa judicial investiga abusos y violaciones en Mendoza.

Una monja japonesa llamada Kosaka Kumiko fue trasladada a los tribunales de Mendoza, implicada como partícipe primaria en los abusos sexuales, golpes y corrupción de menores de chicos sordos internados en el colegio religioso Antonio Próvolo, en Mendoza.

El fiscal Gustavo Stroppiana imputó a la monja por tres hechos en los que fue denunciada, a partir de testimonios de menores violados, quienes declararon asistidos por intérpretes de señas y guiados por psicólogos.

Soy inocente. No sabía de los abusos. Soy una persona buena que he entregado mi vida a Dios”, dijo la religiosa en su declaración testimonial.

Para la Justicia hay prueba suficiente que compromete a la monja. La religiosa será trasladada a una cárcel de mujeres.

Kumiko tiene alrededor de 60 años y dejó el Instituto Próvolo de Mendoza tres años atrás. Está acusada de maltratar y lastimar a golpes a los alumnos sordos que asistían al instituto, de obligarlos a comer hasta vomitar en su propio plato y de ser la encargada de identificar a los menores más sumisos que luego serían abusados. Además de la monja, hay cinco hombres detenidos, dos curas y tres empleados (el celador, el monagillo y el jardinero).

Seguir leyendo