Santo en la Web y en la Red

21 de mayo, 2024

Mujer policía baleada. Le extirparon útero y ovarios. El delincuente que le disparó murió en el tiroteo

Todo comenzó con un conflicto vecinal.

Florencia Herrera, la policía de 29 años que fue baleada en el abdomen por un hombre que le arrebató el arma a otra oficial durante un disturbio, se encuentra internada en grave estado en el Hospital, donde los médicos debieron extirparle el útero y los ovarios a causa de la herida.

En un primer momento trascendió que la uniformada había sido herida con su propia arma, más tarde se conoció que el delincuente, identificado como Julio César Morales, le arrebató la pistola Bersa reglamentaria a la subteniente que intentó atraparlo cuando se daba a la fuga.

“Me sacaron el arma, salió corriendo por Víctor Hugo hacia el fondo, me sacó el arma el chabón”, así la subteniente daba aviso a sus compañeros sobre la secuencia que se desarrollaba.

Morales había escapado con su arma tras una escena caótica, luego de haberse fugado de la ambulancia que lo llevaba a un centro de salud.


Florencia Herrera acudió a ese llamado para asistir a la subteniente junto a otros policías.

El delincuente, con pedido de captura por un homicidio, comenzó a dispararles desde una casa en la que se atrincheró.

En el enfrentamiento, Morales murió, mientras que la mujer policía resultó gravemente herida y su hermano, también efectivo de la Bonaerense, sufrió el roce de un proyectil, debido a que el impacto fue absorbido por el chaleco antibalas.

Pasó en Cuartel V , Morreno.

Seguir leyendo