Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Niños abusados. 110 mil imágenes de las víctimas. El mayor pedófilo del país se negó a declarar.

No se encuentra acusado del delito de producir el material.

El imputado de compartir cerca de 110 mil imágenes de abuso de menores a través de diversas redes, se negó a declarar ante los fiscales. Tras escuchar las pruebas que  hay en su contra hizo uso de su derecho de no hablar. 

Continúa detenido y permanecerá a disposición de la Justicia, acusado del delito de distribución y tenencia agravada de material de abuso sexual infantil. Por lo pronto, no se encuentra acusado del delito de producir el material.

Su identidad se mantiene en reserva para proteger a las víctimas,  se lo consdera el mayor pedófilo del país fue detenido.

Se  realizó un allanamiento en su casa. Allí se encontró una  colección de muñecos altamente realistas, figuras de bebés en cunas y nenes de dos o tres años, un manual que enseñaba explícitamente cómo atacar a menores y una decena de juguetes sexuales.

Se lo trasladó para ser indagado por  los fiscales Claudio Oviedo y Marisa Monti. Su situación se agravó debido a que la juez a cargo del Juzgado de Garantía 1 de Morón, Laura Pintos, dio lugar al pedido fiscal y ordenó su detención.

La evidencia  tomada a partir del allanamiento dentro de su domicilio, lo comprometió aún más. Fue seguido  en redes sociales por investigadores del departamento de cibercrimen de la fuerza provincial, junto a la DDI de Morón de la Policía Bonaerense y el GAD.

Los fiscales Oviedo y Monti avanzan ahora en coordinación operativa con todas las áreas del Ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires, la policía de la provincia y la oficina de Interpol Baires de la policía federal argentina, para así lograr establecer los alcances transnacionales del accionar del acusado de 37 años.


La búsqueda se inicia a partir de la detección de una dirección de IP registrada en Ituzaingó que descargó y compartió alrededor de cien mil archivos de imágenes y videos de abuso sexual infantil. El usuario compartió archivos en los que se instruye a los pedófilos cómo se abusa de un menor para luego filmarlo y compartirlo.

Entre las imágenes, se encontraron escenas de violaciones a niños cometidos por adultos: las víctimas en esas fotos y videos tienen de dos a diez años.

El sospechoso sería el mayor distribuidor de material pedófilo en el país, mediante el uso de redes P2P como Gnutella, eDonkey, Ares, BitTorrent, DirectConnect, OpenFastrack, Gigatribe, IRC, Motherless, emule, entre otros sistemas, en desuso por sus históricos usuarios,  ocupadas por traficantes de material pedófilo.

El alto tráfico de imágenes generado por el sospechoso de Ituzaingó fue notado por el software Child Protection System, al que el área de Cibercrimen de Pergamino tiene acceso. El sistema es capaz de registrar el movimiento de imágenes y videos generado en un país.

Pasó en Ituzaingó

Seguir leyendo