Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 16 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Nota central

Guerra. Tropas rusas a 32 kilómetros de la Central Nuclear ucraniana que ya fue atacada. El portavoz del Kremlin declaró, «Queremos ver a Ucrania desmilitarizada queremos ver a Ucrania libre de la ideología nazi».

Habrá una tercera reunión en búsqueda de la paz entre los responsables de los 2 estados. Todavía no hay fecha.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, aseguró que las fuerzas rusas se encuentran a 32 kilómetros de Yuzhnoukrainsk, la segunda central nuclear más grande de Ucrania, y pidió a la comunidad internacional que exija a Rusia que pare «su peligroso asalto».

«Las fuerzas rusas están ahora a 32 kilómetros, y acercándose, a la segunda instalación nuclear más grande de Ucrania. Así que este peligro inminente continúa. Anoche evitamos por poco un desastre», aseguró Thomas-Greenfield en una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU a causa del asalto de a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia.

La embajadora de la ONU pidió a la comunidad internacional unanimidad en exigir a las fuerzas rusas que detengan la invasión a Ucrania tras el ataque a Zaporiyia, que ahora está bajo su control.

Ese ataque a Zaporiyia, que es la central nuclear más grande de Europa, provocó un incendio en las instalaciones que fue posteriormente extinguido.

Rusia negó que sus tropas hayan atacado la central nuclear y atribuyó ese ataque a fuerzas nacionalistas ucranianas que fueron repelidas.

«Necesitamos oírle decir que esto no volverá a ocurrir. Le pedimos que retire sus tropas y su armamento de Ucrania. Le pedimos que respete las fronteras de Ucrania, su pueblo y la Carta de Naciones Unidas. Le pedimos que respete a sus propias tropas lo suficiente como para no enviarlas a una guerra injusta, o a una misión suicida contra una central nuclear», expresó la embajadora estadounidense.

Según la empresa nuclear estatal ucraniana, Energoatom, la segunda instalación nuclear más grande de Ucrania en términos de capacidad de generación de energía, es la central nuclear de Yuzhnoukrainsk, en la ciudad ucraniana de Mykolaiv, en el sur de Ucrania.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, aseguró que «el terrorismo nuclear» requiere una «acción decisiva» en respuesta, y llamó a la ONU a lanzar «una operación para mantener la paz y la seguridad».

«En la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, llamamos a aprobar la zona de exclusión y a lanzar una operación para mantener la paz y la seguridad. El objetivo es salvar las instalaciones peligrosas. ¡El mundo no debe mirar, sino ayudar!», dijo el presidente ucraniano en Twitter.

Por otra parte, la estratégica ciudad portuaria de Mariupol, en el este de Ucrania, enfrenta un «bloqueo» y ataques «implacables» de las fuerzas rusas, informó el alcalde, Vadim Boitchenko, quien pidió instaurar un corredor humanitario.

«Por el momento buscamos soluciones a los problemas humanitarios y todos los medios posibles para sacar a Mariupol del bloqueo», dijo el alcalde en un mensaje por la cuenta de Telegram.

«Nuestra prioridad es alcanzar un alto el fuego para que podamos recuperar las infraestructuras vitales e instaurar un corredor humanitario para traer alimentos y medicamentos a la ciudad», agregó.

La toma de esta ciudad de 450.000 habitantes, situada al borde del mar de Azov, sería un importante giro en la invasión rusa de Ucrania porque permitiría conectar a las fuerzas rusas en la ocupada península de Crimea con las tropas separatistas prorrusas en el este ucraniano.

Por su parte, la operación militar de Rusia no tiene como objetivo dividir a Ucrania, y Moscú solo busca garantizar su propia seguridad, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

Señaló que después del golpe de Estado de 2014, Ucrania había caído bajo la influencia de las ideas nazis.

“Queremos ver a Ucrania desmilitarizada, queremos ver a Ucrania libre de la ideología nazi”, señaló Peskov.

«También queremos ver que el estado neutral de Ucrania esté fijado en su Constitución y queremos tener garantías de que las armas que pueden cambiar el equilibrio de seguridad en Europa no pueden desplegarse» en ese país, agregó el funcionario ruso en declaraciones a Sky News Arabia.