Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Deportes

Fútbol: La lluvia cambió todo.

Después de prácticamente 3 meses sin fútbol local, la pelota volvió a rodar. Lamentablemente, la mayor parte de los partidos que abrieron el campeonato se vieron marcados por el agua en los distintos campos de juego. La lluvia determinó que jugadas sumamente curiosas, y para los hinchas de los distintos equipos desafortunadas, se produjeran.

El que más recordará esta lluvia será, sin lugar a dudas, Agustín Orión. El arquero ayer hizo su presentación oficial en el Cilindro de Avellaneda con la camiseta de Racing. Debido a su pasado en Boca, Orión estaba mentalizado en hacer la mejor actuación posible para ganarse el corazón de los hinchas desde un primer momento. No obstante, tan solo a los 6 minutos de juego, tratando de cortar un centro, Orión se metió la pelota en su propio arco, la pelota le picó encima en un modo poco común debido a la influencia del agua.

Otro que sufrió la lluvia fue Emanuel Más. San Lorenzo quería ganarle a San Martín de San Juan para revertir la imagen que había dejado el último martes después de caer 2-0 ante Banfield por la Copa Sudamericana. Todo indicaba que iba a ser un buen partido para el “Ciclón”, que se puso en ventaja de arranque con un golazo de Fernando Belluschi. Sin embargo, apenas convertido el tanto, Más tenía la pelota por el sector izquierdo de la defensa y, el agua que le quita precisión a los pases provocó que, al querer hacer un cambio de frente, le dé la pelota a un rival dejando a su equipo expuesto, para colmo, la jugada terminó con gol de Ezequiel Montagna quien  empató el partido.

Finalmente y no menos importante, los que sufrieron la lluvia fueron los hinchas y la recaudación de dinero por venta de entradas de los clubes. El pésimo clima provocó que mucha gente decidiera no ir a la cancha y, a su vez, los que fueron debieron quedar expuestos a las intempestades del clima.