Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 29 de junio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Deportes

JJ.OO: EE.UU pidió perdón por el escándalo de sus nadadores.

El nadador estadounidense Ryan Lochte pidió disculpas por su conducta durante una salida nocturna en los Juegos Olímpicos y admitió que no fue del todo sincero en su descripción de los hechos, aunque insistió en que fue apuntado y extorsionado con un arma. También lo hizo el Comité Olímpico Estadounidense (USOC) por el comportamiento los nadadores y la federación de natación norteamericana dejó entrever que medita sanciones.

«No quería compartir estos pensamientos hasta que la situación legal estuviera aclarada y mis compañeros estuvieran de regreso a salvo en Estados Unidos», añadiós tras el escándalo protagonizado junto a los nadadores Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen.

Según la policía brasileña, el nadador y sus compañeros se inventaron un asalto después de una noche de fiesta en Brasil. Tras investigar los hechos, las autoridades concluyeron que los nadadores cometieron actos vandálicos en una gasolinera en vez de ser atracados.

Lochte, el más famoso de los cuatro involucrados, regresó a Estados Unidos antes de que las autoridades dieran la orden de retener los pasaportes de los atletas para que esclarecieran los hechos.

Mientras tanto, Bentz y Conger fueron retenidos el miércoles en Brasil justo cuando estaban a punto de embarcar hacia Estados Unidos. Feigen fue el último en abandonar Brasil después de pagar una multa de 10.800 dólares.

«Es traumático estar afuera por la noche con tus amigos en un país extranjero -con una barrera idiomática- y tener a un extraño apuntándote con un arma y pidiéndote dinero para dejarte ir», indicó el nadador.

«Pero más allá de eso, debería haber sido mucho más responsable en mi conducta. Por eso es que pido disculpas a mis compañeros, mis fans, mis rivales, mis patrocinadores y los anfitriones de este gran evento. Estoy muy orgulloso de representar a mi país en unos Juegos Olímpicos y esta fue una situación que pudo y debió haber sido evitada».