Santo en la Web y en la Red

19 de junio, 2024

Médicos. Cobraran como mínimo $ 6 mil la consulta.

Decisión de más de 30 agrupaciones médicas. Aumentarán de acuerdo al índice de inflación.

Más de 30 sociedades y federaciones médicas de distintas especialidades de todo el país anunciaron la incorporación de un “bono complementario no reintegrable” que deberán abonar los pacientes para que los profesionales puedan llegar al piso de 6.000 pesos por consulta.

El anuncio lo hicieron a través de un comunicado enmarcado en el “Día de la Sanidad”.

“Los médicos de la República Argentina no tenemos motivos para celebrar. Estamos atravesados por una triste realidad: una crisis que ha llevado los honorarios médicos al nivel más bajo de la historia”, arranca el texto.

“La consulta médica es un acto fundamental en el que atendemos las necesidades de nuestros pacientes, diagnosticamos enfermedades y trabajamos en su recuperación. También es el acto mediante el cual percibimos un honorario profesional que nos permite vivir dignamente”, sigue el documento.

“Tradicionalmente, este servicio era valorado por los financiadores de salud, pero nunca hemos tenido la capacidad de fijar su valor nosotros mismos. Nunca pudimos determinar cuánto debemos percibir por esta labor y cuándo debemos recibirlo”, agrega.

Advierten que “en los últimos años, el valor de la consulta médica ha experimentado una drástica caída, situándose como uno de los más bajos de la región”.

Aseguran que a esto se sumó “el retraso en el pago de honorarios entre dos y seis meses”, algo que consideran “insostenible para los profesionales de la salud con el alto nivel inflacionario existente”.

“Hoy, los médicos decimos ¡basta!. Basta de imponernos un valor no digno para nuestros honorarios, basta de demoras en los pagos, basta de débitos injustificados, y basta de no tener control sobre el valor de nuestro trabajo”, sostienen.

“A partir de este momento el precio del servicio, el valor de nuestros honorarios estará en manos de los propios médicos, a través de nuestras asociaciones, cámaras, consejos, federaciones y sociedades médicas que nos representan”.

En este sentido, remarcan que, para seguir manteniendo la calidad y excelencia en la atención, “implementarán a partir de la presente, un valor ético mínimo de la consulta médica, y el ´honorario medico ético mínimo´ al que hemos arribado para mantener un piso arancelario federal digno es de 6.000 pesos. La diferencia entre lo que percibamos del sistema (gerenciadores, obras sociales, prepagos, sanatorios, clínicas) como valor de consulta y dicho ´honorario médico ético mínimo´, deberá ser abonado por el paciente en la consulta”.

Ese valor, anticiparon, “será ajustable bimestralmente teniendo como referencia el índice inflacionario en todo el territorio nacional”.

“No es un coseguro. No es un adicional. No es un copago. Dicha diferencia es un ‘bono complementario no reintegrable'”

El texto lleva las adhesiones de 33 entidades, entre ellas la Asociación Argentina de Cirugía, la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología, la Sociedad Argentina de Cardiología, la federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, la Sociedad Argentina de Urología y la Asociación Argentina de Oncología Clínica.

Otras seis entidades, entre las que se cuentan el Consejo Argentino de Oftalmología y la Federación Argentina de Cardiología, expresaron su adhesión.

En el texto compartido por la Asociación Argentina de Oncología Clínica especificaron: “El paciente que solicite factura, se realizará la misma con datos personales, sin datos de la cobertura o seguro médico y en el cuerpo de la factura se sugiere poner “Bono Complementario para gastos operativos del consultorio” o “Bono Complementario no reintegrable” o “adecuación de honorarios” para evitar débitos de los financiadores de salud”.

Seguir leyendo