Santo en la Web y en la Red

13 de julio, 2024

NEGOCIOS – AT&T. El gigante tiene riesgos pero no se achica

El acuerdo de US$ 85.400 millones en efectivo y acciones con el que AT&T comprará Time Warner marca la segunda gran apuesta del operador celular para fortalecer su exposición al ecosistema de TV por suscripción. Con DirecTV, AT&T se convirtió en el mayor distribuidor de TV por suscripción de Estados Unidos. Con Time Warner, se convertiría en el dueño de algunos de los canales de TV y programas más populares.

Las dos compañías a las que AT&T apuntó consiguieron dominar el mundo de la televisión de pago tradicional. El servicio de TV por Internet que lanzará se prepara para un mundo en el que la gente predominantemente ve video en línea y en sus aparatos móviles. No hay garantía de que este negocio sea tan lucrativo como el pasado de la TV por suscripción y eso podría erosionar el valor de las compras de AT&T.

Con estos riesgos será complicado que la compañía justifique el precio del acuerdo. AT&T ha perdido 200.000 clientes en su negocio de video el año pasado, pese a la compra de DirecTV en julio de 2015. Esa podría ser una señal a tener en cuenta.

Para AT&T, tiene sentido buscar crecimiento fuera del negocio de telefonía celular en medio de un aumento en la competencia en la industria y una guerra de precios que la ha golpeado. Otro riesgo para AT&T es que los reguladores no aprueben el acuerdo. En ese caso, la compañía tendría que pagar un cargo de US$500 millones por cancelar la transacción. Un escenario probable, es que lleguen a un acuerdo con los reguladores para que se lleve a cabo un acuerdo en el que las dos empresas se mantengan cierta independencia.

 

Seguir leyendo