Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
lunes 21 de septiembre, 2020
Espectáculos

GRACIELA ALFANO. La cuarentena del amor.

De balcon a balcon romance con el vecino.

Graciela Alfano comenzó un romance de novela gracias a su perro «Berni» que salió al balcón, escuchó gritos, salió y ahí conoció al candidato de «balcón a balcón».

Esto podría ser una película y llamarse la cuarentena del amor. Estaba en chancletas como cualquier señora, porque de diva trabajo. Pero cuando estoy en casa me visto como cualquiera”, relató Alfano durante una entrevista para Hay que ver, por El Nueve.

A continuación relató más detalles del encuentro: “Yo salí enchancletada, horrible y de repente encontré un señor flaco, alto, canoso, impecable, pantalón blanco, camisa celeste…Dije: ‘¡Tierra tragame!’. Y me fui para atrás de inmediato. Entré al baño, busqué los maquillajes que por la cuarentena estaba tirados en cualquier lado y me maquillé rápido. Salí de nuevo haciéndome la diosa, Ahí sí medio lo beboteé y le dije: ‘Hola, disculpame pero mi perro no es mala onda’. Y empezamos a hablar”.

Graciela le preguntó lo siguiente: “Le pregunté si tenía familia. Mirá si estaba la mujer ahí adentro y me saca de un cascotazo. ¡O querían hacer un trío! Me dijo que estaba solo. Yo me quise hacer la canchera y le ofrecí que si necesitaba algo rico yo se lo preparaba y se lo pasaba por el balcón. Pero soy un mamarracho con la cocina. Debo ser la única que adelgazó en la cuarentena, porque no sé cocinar nada. No sé condimentar y me queda todo mal”, dijo.

¿Si el tema culinario podría ser un problema para que esta historia siga adelante? ¡De ninguna manera! “Tengo que conseguir un delivery urgente porque si el pibe me pide algo rico estoy al horno», dijo Alfano divertida. Y continuó con su relato: «El me agradeció y me dijo que estaba así elegante porque había terminado una videoconferencia. Empezamos a hablar y ya llevamos varios días de charla”.

“Yo espero que mi perrito empiece a ladrar: ahí me doy cuenta que está él y salgo. Igual, ya nos pasamos los contactos de WhatsApp y hacemos videoconferencias. Por supuesto acondiciono mi habitación con todos los almohadones más lindos que tengo y me pongo el deshabillé sensual que nunca usé”.

Graciela Alfano twitter:

Es verdad!
Gracias a Beni, que ladraba en mi balcón, pude conocer, desde su balcón, a un señor muy interesante. Ampliaremos según pase la #cuarentena .
Los Balcones del Amor!

EN ESTA NOTA: Graciela Alfano