Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 24 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Espectáculos

Juan Martín del Potro. Rompió el silencio sobre las deudas de su padre.

«Más allá de lo que puedan decir, lo más importante es que en mi familia sabemos quién es quién y quién hizo cada cosa. La educación mía y de mi hermana es gracias a mi papá y mi mamá».

Después de anunciar su retiro del tenis en el Argentina Open 2022, Juan Martín del Potro se encuentra enfocado en recuperarse de la lesión que tiene en la rodilla y resolver todos los problemas económicos que le dejó su padre al fallecer.

Si bien está viviendo un gran momento personal por su relación con Oriana Barquet, periodista que lo acompañó en el último tramo de su carrera, el ex jugador de tenis habló por primera vez de las deudas de su papá que le fueron reclamadas en su condición de socio de la empresa familiar, “Agroganadera Reconquista S.A”.

En una charla con Mariano Zabaleta, en el ciclo «En Primera Persona» de Star+, Delpo destacó ante las cámaras: «La plata es algo de lo que nunca pensé al empezar a jugar al tenis».

Se le preguntó por los malos negocios que realizó su papá antes de su muerte a los 63 años: «Más allá de lo que puedan decir, lo más importante es que en mi familia sabemos quién es quién y quién hizo cada cosa. La educación mía y de mi hermana es gracias a mi papá y mi mamá».

 «Y lo otro va por otro carril, que se va a solucionar. Ahora hay gente en la que yo estoy confiando y que me va ayudar. Así como tengo mi equipo de entrenador, kinesiólogo, médico, también está eso, y es cuestión de que pase el tiempo y confiar. Poder transcurrir el camino que yo quiero, con mi familia, de la manera que me merezco», agregó.

«Mi relación con mi papá fue muy especial: él no entendía nada de tenis, no interactuábamos por ahí. Él era veterinario, mi momento con él era subirme a la camioneta e ir todo el día al campo, a atajar las gallinas o ver cómo estaban las vacas, y lo disfrutaba muchísimo, me encantaba».