Santo en la Web y en la Red

22 de julio, 2024

María Valenzuela y su hija Malena Mendizábal. Grave accidente con su auto. Una camioneta las chocó.

“Yo me tiré encima de ella para cubrirle el lado izquierdo de la cabeza porque ella tiene una craneotomía hecha y no puede recibir golpes”

María Valenzuela y su hija, Malena Mendizábal, sufrieron un grave accidente automovilístico en el que fueron embestidas por una camioneta y luego terminaron impactando contra un poste de luz.

Ambas resultaron con lesiones graves, incluyendo golpes en las costillas, heridas en el brazo y hematomas.

A pesar de la gravedad del accidente, se encuentran en recuperación y agradecen no haber sufrido consecuencias más graves.

En diálogo con Infobae, la actriz expresó “Estamos en reposo absoluto. Con muchos dolores. Pero estamos bien. La sacamos barata gracias al Señor”.

 “No puedo hablar por los dolores. Sí nos quedaron heridas y golpes en las costillas”.

“Yo me siento mejor, Malena tiene mucho dolor en las costillas y en el brazo pero los estudios salieron bien”.

“Tengo que hablar con mi abogado, lo que sí fui a declarar”.

Así quedó el auto en el que viajaban.

En comunicación con TN, Valenzuela brindó detalles de como fue el accidente que ocurrió en la zona de Tortuguitas, en el conurbano bonaerense.

“Yo venía en un Peugeot con Malena. Frené en la bocacalle de Brasil y Patricias Mendocinas y ahí un auto clarito me hizo señas para que pase”.

“Cuando estaba avanzando, apareció una camioneta oscura 4×4 del lado derecho, nos chocó y con el impacto nos arrastró hasta un poste de luz. Tenemos heridas graves”.

“Esperamos a que llegara la ambulancia en estado de shock. A Malena la llevaron al hospital y le hicieron una serie de estudios porque tenía golpes en la rodilla y el hombro. Las dos quedamos llorando y angustiadas”.

“Él se quedó y pidió perdón varias veces diciendo que venía rápido porque estaba llegando tarde a un lugar, se sentía responsable de lo que había pasado”.

“Cuando el vidrio de Malena se rompió, yo me tiré encima de ella para cubrirle el lado izquierdo de la cabeza porque ella tiene una craneotomía hecha y no puede recibir golpes. Ahí se me cayeron los vidrios encima y me sacaron un pedazo de carne”.

Seguir leyendo