Santo en la Web y en la Red

23 de abril, 2024

Murió Daniel Campos. El cantante de “Los guaraníes” tenía 48 años.

La salud del artista se había deteriorado en las últimas horas, se encontraba internado en un hospital de la ciudad de Córdoba.

El cantante de folklore Daniel Campos falleció a los 48 años en la ciudad de Córdoba luego de una ardua lucha contra el cáncer. Fue reconocido como uno de los referentes de la música popular, siendo el cantante del grupo Los Guaraníes y en el dúo Nacho y Daniel.

La noticia fue dada en las redes oficiales del músico,  “Lamentamos confirmar el fallecimiento de nuestro querido Daniel Campos, consagrado artista folclórico que se encontraba atravesando un delicado estado de salud. Sus restos serán velados en su Salta natal. En este momento de tristeza y dolor, extendemos nuestras condolencias a familiares, amigos y seguidores”.

La salud del artista de 48 años se había deteriorado en las últimas horas, se encontraba internado en un hospital de la ciudad de Córdoba y luchaba desde hace tiempo con un cáncer de colon, según reportó Radio Salta. En los últimos días, el vocalista había sido objeto de cadenas de oración para y familiares y amigos también habían llevado adelante una peña solidaria para reunir fondos para el tratamiento que transitaba el cantante.

Daniel era reconocido en el mundo del folklore por su registro vocal y su carácter interpretativo. Se había iniciado en la música desde niño acompañando a su padre y tras radicarse en Córdoba, formó el grupo Los Guaraníes, que ganó importante reconocimiento en la primera década de los 2000.

Luego de la noticia de la muerte de Campos, su amigo y compañero, Nacho Prado, publicó unas palabras alusivas a su socio y ex colega. A modo de verso, y con una imagen de ambos como fondo, expresó: “Y aquí me quedaré/ Recordando buenos momentos/ Llenando de anécdotas mis silencios/ Calmando los gritos a los ‘¿por qué?’/ Soñando aquello que pudo ser/ Curando heridas con un “tal vez”/ Prometo llenar con sonrisas/ Las lágrimas de mi corazón/ Prometo llevar tu canto/ Al límite de mi voz/ Que huérfana de tu magia/ Jamás perderá color/ Pues quiero que no te olviden/ Hermano de la canción/ Pues quiero que te recuerden/ ¡Así como lo hago yo!”. “¡Hasta el próximo escenario!”, cierra el sentido mensaje.

Seguir leyendo