Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 28 de septiembre, 2021
Espectáculos

Murió Herminia. La mamá de los Culini del programa MDQ.

«Queridos amigos, se fue Herminia nuestro ejemplo de vida». Escribieron los 2 hermanos que compartieron con ella el ciclo televisivo.

Murió Herminia, la mamá de Eugenio y Culini Weinbaum, los conductores del clásico ciclo de El Trece MDQ, que combina deportes con supervivencia.

Ella se hizo conocida por acompañarlos en las emisiones y “retarlos” frente a la cámara.

“Queridos amigos: ayer se fue Herminia, nuestro ejemplo de vida. Una mujer hermosa con un corazón único. Atravesó los caminos más difíciles con alegría, firmeza, amor y optimismo. Si no teníamos un techo nos convencía que era hermoso porque se podían ver las estrellas….y como siempre, tenía razón”, escribieron los hermanos en Twitter para despedirla.

“Madre del alma. Siempre vas a estar presente, porque tu luz va a seguir iluminando nuestro camino, el de tus nietos, bisnietos y de todas las personas que tuvieron la suerte de conocerte personalmente o disfrutarte a través de la pantalla. Te amamos con todo el corazón!! Buen viaje y hasta pronto”.

Además de Eugenio y Sebastián, popularmente conocido como Culini, Herminia era mamá de Víctor Eduardo, Karina, Gabriela, Estela y Graciana, fruto de su relación con Milo Weinbaum, un inmigrante polaco.

Su hijo mayor Eugenio, también surfista, comenzó el ciclo MDQ, así se llama en alusión al código que tiene la ciudad de Mar del Plata en los aeropuertos, en 1989 y en 1992 se sumó Culini.

En 1994 el programa comenzó a llamarse MDQ para todo el mundo y en 1999 se hace popular al arribar a Azul Televisión y desde el 2001 se comenzó a emitir por El Trece.

Entre informe e informe los hermanos se peleaban frente a cámara e incorporaron a su mamá, que aparecía para retarlos, darles indicaciones y dirigirles el programa. Se convirtió un poco en la mamá de todos los fans del magazine deportivo.

Ella siempre los alentó. Incluso fue quien le regaló al mayor, Eugenio, su primera tabla de surf.

Gentileza que ellos le devolvieron cuando le pidieron si “les daba una manito” con el programa y ella “agarró el brazo”, según contaron hace unos años en Gente.

Es que ellos quedaron detenidos en la ruta por una infracción y no pudieron ir a grabar el programa: “Cuando me preguntaron, dije: ‘Pero por un hijo, cualquier cosa…’ Y ahora perdieron, ¡no me voy más! Lo más lindo para mí, como madre, es que mis hijos me dejen entrar en su mundo”. En aquella nota que compartió con sus hijos había asumido que ella era “mucho más loca” que ellos.

s.