Santo en la Web y en la Red

14 de abril, 2024

Pablo Alarcon. “Necesito guita para vivir”. Trabaja a la “gorra”.

“Está jodida la situación de los actores porque no hay trabajo”.

Pablo Alarcón está atravesando un difícil momento económico y tiene que trabajar como artista callejero y juntar algunos pesos a la gorra.

El actor de 76 años explicó que no tiene empleo y actúa en una plaza a la gorra para sobrevivir, “Necesito ganar guita para vivir”, comentó Alarcón.

En Socios del Espectáculo (El Trece) compartieron un video de Pablo Alarcón actuando en Plaza Francia y luego pusieron al aire la palabra del artista de 76 años, quien explicó que está sin trabajo en el teatro y, debido a la situación económica que atraviesa el país, necesita plata para llegar a fin de mes.

Lo concreto es que, en este momento, Pablo Alarcón está en una plaza trabajando a la gorra como tantos artistas. Son momentos difíciles de la Argentina y momentos difíciles para los actores en los cuales, en un medio donde casi no hay ficciones, en un medio donde sí las obras de teatro están funcionando muy bien, pero tal vez es difícil volver a insertarse en ese circuito comercial del teatro”, comento Adrián Pallares.

Asimismo Rodrigo Lussich agregó: “Él recauda a la gorra después de una actuación donde ofrece su arte a la gente que pasa por Plaza Francia. Muchos lo conocen, tal vez generaciones más nuevas no lo conocen, pero es algo absolutamente digno y también un reflejo de la realidad donde sobre todo actores de televisión que han tenido mucho trabajo en el pasado y hoy, como tantos, no pueden tener”.

El actor en diálogo con el cronista Walter Leiva comentó que: “Esto era algo que me faltaba en mi vida hacer. No tengo trabajo en este momento en el teatro y me pareció una muy buena oportunidad porque tengo tiempo y además yo no necesito trabajar ya a esta altura de mi vida, te confieso, no necesito trabajar. Necesito ganar guita para vivir”.

Está jodida la situación de los actores porque no hay trabajo. De nosotros, de los barrenderos, de los cocineros, de los periodistas, de todos. Está jodido el país. Ha llegado la miseria a un límite total. No se asombren de que yo esté trabajando la gorra. Asómbrate de lo mal que está el país. Cuando yo llegué a Buenos Aires a trabajar, llegué un lunes y un viernes estaba trabajando. Ahora eso no pasa”, siguió.

Con respecto a la gente que se detiene a verlo en la plaza, el artista destacó: “La reacción de la gente es maravillosa. La verdad que me anima, el público es muy generoso”.

Seguir leyendo