Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
martes 17 de mayo, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ver más...

Espectáculos

Verónica Lozano. Sus primeros pasos con la ayuda de un andador. Su recuperación después del grave accidente que sufrió.

«Me duelen mucho los pies abajo. Siento en los talones como puntaditas y estoy muy emocionada».

Luego del accidente que tuvo en una aerosilla en Aspen, donde cayó desde 7 metros de altura, Verónica Lozano mostró en Cortá por Lozano por primera vez que volvió a pararse con ambos pies, y con ayuda de un andador.

“Hoy volví al Cemic, me hicieron las placas y me pude parar, y di unos pasitos con el andador”, dijo la conductora y mostró cómo avanzó su recuperación.

“¡Estoy recontenta! Es raro. Me duelen mucho los pies abajo. Como todo eso está hecho a nuevo, siento en los talones como puntaditas y estoy muy emocionada”, aseguró.

“Les agradezco porque me han apoyado todo el tiempo, han sido muy amorosos. Me ha llegado todos los rezos y el amor. Quiero hacer hincapié en esto y no es que soy ejemplo de nada. Yo la saqué barata, pero hay gente que está en una situación de discapacidad que está muchísimo peor que yo. Me estoy parando, tengo posibilidades de progresar, pero hay algunas personas que no”.

“Lo que uno se propone, bien orientada y con la medicina a favor, la buena voluntad y el amor, se puede lograr un montón de cosas. Y el ánimo, sobre todo”, expresó. “Pasaron diez semanas desde que me operé y antes hice mucha rehabilitación, mucha gimnasia y mucha garra. Eso me ha ayudado. No es que salgo caminando. Doy pasitos, tranquila y de a poco”

En febrero de este año, Verónica Lozano cayó desde una aerosilla a siete metros de altura en un centro de esquí de Aspen, Estados Unidos. Luego de someterse a una compleja cirugía de talones, inició un cronograma de recuperación de un mínimo de diez semanas.