Santo en la Web y en la Red

19 de junio, 2024

Sofía reina emérita de España. La mujer que soportó todo para que su hijo sea rey.

Así los sostiene un documental sobre su vida

La serie documental que dirigió David Trueba para HBO en la que se pretende aportar sobre la personalidad de la Sofía la reina emérita de España. Siempre ha parecido ser una esfinge impertérrita y resultaba complicado adivinar sus sentimientos. Siempre un paso por detrás del rey.


Dicen que ha sido una mujer sola, que no tenía amigas, y que solo se refugiaba en su pequeño núcleo más íntimo.

Como se explica en el primer capítulo, doña Sofía perteneció a una familia muy unida formada por su padre Pablo I de Grecia y la reina Federica, su hermana Irene (su gran apoyo incondicional) y Constantino. Fue instruida en la obediencia, en el sacrificio y la responsabilidad, algo que terminaría siendo esencial en su papel como futura reina.

Cuando era pequeña tenía un flemón y el dolor era insoportable, pero su madre la obligó a ir a un acto oficial y le dijo que no mostrara el más mínimo gesto y que pasara lo que pasara, nunca se quejara.

Solo se la ha visto llorar en pocas ocasiones, entre ellas en el funeral de su madre, y en el del padre del rey, Juan de Borbón.

El episodio de inicio narra la infancia y adolescencia de Sofía y sus primeros encuentros con Juan Carlos, pero también hay espacio para explicar cómo fue esta etapa para el futuro monarca, exiliado primero en Estoril y después solo en España en manos del dictador, que se ocupó de convertirlo en su pupilo.

En el capítulo 2, titulado Una reina golpe a golpe, en el que se relata que en 1976, poco tiempo después de que Franco le hubiera pasado el testigo a su esposo para ser su sucesor, ella descubrió que le estaba siendo infiel tras encontrarlo con una mujer en la cama. La única vez que se dejó llevar por sus sentimientos: abandonó el país con sus tres hijos y estuvo a punto de no regresar.

Su madre volvió a recordarle cuál era su verdadero sitio y le explicó lo que suponía ser reina: ver y callar. Porque si en algo se sustenta cualquier familia real, aunque por dentro esté desecha es la de aparentar que no hay ninguna fisura, porque en caso contrario, adiós monarquía

Todos los que aparecen en el documental coinciden en que si aguantó tanto fue únicamente para asegurar el reinado de su hijo Felipe.

Si era consciente de los negocios de su marido, según los expertos, ella siempre lo negará, pero ya antes de la coronación, lo acompañaba a Arabia Saudí a hacer negocios con los grandes magnates petroleros.

Seguir leyendo