Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
sábado 2 de julio, 2022
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Info

8.000 personas sin luz por día: ¿Quién se ocupa?

Este problema ya no es sólo novela de verano y las altas temperaturas. Este invierno miles de usuarios se vieron afectados en distintos barrios y en ocasiones estuvieron hasta varios días sin luz.

De acuerdo al Enre (Ente Nacional Regulador de la Electricidad) la empresa Edesur tiene alrededor de 4000 usuarios sin luz por día. Entre los barrios más afectados se encuentran Lanús (con casi 900 consumidores sin el suministro), Florencio Varela, Avellaneda y Quilmes.

La otra empresa que brinda electricidad es Edenor y tiene cerca de 1000 usuarios sin servicio por día, bastante menos que en lo que respecta en la zona sur de la provincia de Buenos Aires. Aquí los municipios más afectados son General Rodríguez y  El Talar, ubicado en el partido de Tigre.

Punto Seguido dialogó con  Sandra González, miembro de ADECUA (Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina) y comentó el panorama que se vive actualmente en cuanto a reclamos y quejas en los servicios.

Sandra expresó que es necesario dejar asentada la queja en la empresa y en el Enre y tener siempre un número de reclamo. También recomendó llamar al Municipio si es en la provincia de Buenos Aires o a la Defensoría del Pueblo si es en Capital Federal y luego asentar la queja en alguna organización como la suya que defienda al consumidor.

La titular de Adecua dijo que ellos reciben muchos reclamos a diario por todos los medios que tienen, Twitter, Facebook, mail, teléfono y tratan cada caso de acuerdo a sus particularidades. Además, reconoció que en este momento no dan abasto con todas las quejas y que intentan ayudar a aquellos que necesitan saber cómo inscribirse en las tarifas sociales y no tienen acceso a internet, como ser los abuelos.