Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

Asesinada de 7 disparos. La mató un compañero de trabajo al que había denunciado 2 veces por “acoso” y “maltrato”.

El femicida ingresó a su lugar de trabajo, le disparó sin mediar palabra y luego escapó.

Una joven de 25 años fue asesinada de siete disparos por un compañero de trabajo al que había denunciado en dos oportunidades por “acoso” y “maltrato”, que luego del ataque huyó.

La víctima fue identificada como Rocío Magalí González, mientras que el femicida, también de 25 años de edad, como Renzo Eduardo Chidichimo. Ambos trabajaban en un negocio de alarmas, desde donde hacían monitoreos de cámaras de seguridad.

Según informó la Policía, el agresor llegó al local fuera de su horario laboral y se dirigió directamente al cuarto de monitoreos. Allí estaba Rocío junto a una compañera.

Sin mediar palabra, Chidichimo desenfundó una pistola Bersa calibre 9 milímetros y disparó al menos siete veces, dejando a la mujer herida de gravedad.

La víctima fue trasladada al sanatorio local, donde falleció horas después a raíz de las heridas que le produjeron los disparos recibidos.

Trascendió que la joven había realizado una denuncia en la Comisaría de la Mujer contra Chidichimo a fines del 2022 y otra en mayo de este año por maltratos, acoso laboral y violencia psicológica.

Los investigadores reconstruyeron que Chidichimo llegó y se fugó de la escena del crimen en una moto de 110 cilindrada, que luego abandonó en un campo a unos diez kilómetros y que desde allí, siguió la fuga a pie. Actualmente, es intensamente buscado.

El hecho tuvo lugar en la localidad bonaerense de Saladillo.

SEGUIR LEYENDO.

Seguir leyendo