Puntoseguido.com.ar | Santo en la Web y en la Red
INFO / ESPECTACULOS / DEPORTES / POLICIALES / POLITICA / ECONOMÍA / OTRO TEMA / INVITADO / LO QUE HAY QUE SABER / EDUCACIÓN, CIENCIA Y TECNOLOGÍA / AYUDA SOLIDARIA / SONRILANDIA / REGIONALES
miércoles 22 de septiembre, 2021
Deportes

Basta. 32 respiradores están en un depósito de la Aduana desde hace 10 meses. Los donó Messi.

También requieren la autorización de la ANMAT para ser utilizados.

Más de 30 respiradores donados por Lionel Messi a la Argentina, a través de su Fundación, llevan 10 meses abandonados en un depósito del Aeropuerto Internacional de Rosario «Islas Malvinas», en Santa Fe.

Los 32 equipos de ventilación respiratoria aún esperan la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para su puesta en funcionamiento.

Éstos forman parte de una donación total de 50 ventiladores, pero los 18 restantes están planificados para enviarse cuando se resuelva la aprobación y el ingreso de la primera tanda.

Arribaron al país el 8 de agosto de 2020, en un vuelo privado procedente de la ciudad de Barcelona, y el costo del operativo fue pagado por la propia fundación del capitán de la Selección Argentina.

Según consigna el medio rosarino La Capital, los equipos donados por el futbolista «se encuentran en un limbo» porque no pueden completarse los trámites en la Aduana y ser homologados.

Los aparatos donados fueron producidos por la automotriz Seat, y estaban destinados a ser repartidos en diferentes hospitales y clínicas de la ciudad de Rosario.

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, la Fundación Messi ya había donado respiradores artificiales, bombas de infusión y monitores multiparamétricos a la Fundación Garrahan, los cuales fueron enviados a diferentes centros de salud del país. También donó una suma cercana a 43 millones de pesos -de ese momento- para la compra de insumos médicos, a través de la campaña de recaudación “Juntos por la Salud Argentina”.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) advirtió que el ingreso al país de esos productos no fue autorizado debido a la falta de homologación por parte de la autoridad sanitaria de origen, es decir, de España. 

“Son prototipos que no cuentan con el certificado de libre venta”, explicaron desde el organismo.

Se estima que para destrabar el conflicto y que los ventiladores respiratorios puedan ser ingresados a la Argentina, esa autoridad sanitaria española, dependiente del Ministerio de Sanidad del país ibérico, debería tramitar la homologación y así permitir que se complete la documentación necesaria por la ANMAT.