Santo en la Web y en la Red

13 de julio, 2024

Billetes de $20.000 y $50.000. El Banco Central analiza su emisión por la alta inflación.

Su llegada al público podría demorar entre 6 y 9 meses.

El Banco Central planea emitir billetes de mayor denominación a la actual debido a la inflación creciente, una necesidad que “la gestión anterior se negaba a aceptar, para no convalidar la sensación de escalada de precios“, según expresó el titular de la institución financiera, Santiago Bausili.

El presidente del organismo anticipó esta decisión a los bancos, teniendo en cuenta que actualmente el billete de máxima nominación es el de $2.000.

El antecesor de Bausili, Miguel Ángel Pesce, ya tenía en mente tomar esta decisión como consecuencia de las críticas de los bancos por el costo que significa el almacenamiento y la logística de una gran cantidad de billetes de bajo valor.

Primero se pensó en billetes de 5.000 y 10.000 pesos, pero debido a la escalada inflacionaria se piensa en la posibilidad de tener billetes de 20.000 y 50.000 pesos, para no perder pisada al aumento de precios.

La falta de un presidente designado en la Casa de la Moneda es algo que complica la producción, ya que su último titular, Angel Elettore, presentó su renuncia. 

Luego, se debe tener en cuenta que, aunque se maneja la opción de importar billetes, se trata de una decisión costosa y la deuda de la Casa de la Moneda asciende a millones de dólares con entidades extranjeras, como US$11,18 millones con Brasil y más de 12 millones de euros con España, entre otros.

Desde el Banco Central indicaron que el proceso aún no comenzó y el tiempo habitual para que un billete inicie su circulación va de 6 a 9 meses, incluyendo el diseño, los pasos legales, la producción y la distribución.

Seguir leyendo