Santo en la Web y en la Red

18 de mayo, 2024

Brasil. Ataques incendiarios de banda narco.

La acción lanzada por la organización Sindicato del Crimen.

El Gobierno de Brasil intervino por un mes el servicio penitenciario en Rio Grande do Norte, que enfrentó el tercer día consecutivo de ataques incendiarios en al menos ocho ciudades, entre ellas la capital regional, Natal, como parte de una ola de violencia lanzada por una organización narco que tiene a sus líderes en prisión.

Un decreto del presidente Lula da Silva determina la intervención federal del Gobierno central en la Secretaría de Administración Penitenciaria con el objetivo de dotarla de recursos frente a la crisis que puede estar originada en una protesta de presos de la organización narco Sindicato del Crimen.

La intervención fue determinada en acuerdo con la gobernadora, Fátima Bezerra, quien también pidió al gobierno central el envío de agentes y equipamientos de la tropa de elite policial Fuerza Nacional de Seguridad.

La acción lanzada por la organización Sindicato del Crimen está vinculada a una operación policial que interceptó un cargamento de armamento destinado a los capos del grupo que domina el narcotráfico en Rio Grande do Norte, estado conocido como la “esquina de América”.

Uno de los capos de la organización Sindicato del Crimen que organizó el levantamiento murió en el vecino estado de Paraíba mientras huía de la policía y se llamaba José Wilson da Silva, alias El Argentino.

El Argentino, apodo que ganó por usar la camiseta de la selección tricampeona del mundo en Qatar, recibió las órdenes de comandar la ola de violencia por parte de alias Alicate, el capo narco del Sindicato del Crimen detenido en la cárcel de Alcaluz, en Rio Grande do Norte.

Alicate fundó en 2013 el Sindicato del Crimen como una banda contraria al todopoderoso Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor organización narco de Brasil, y fue transferido en las últimas horas a un penal federal de máxima seguridad como parte de la represión a la ola de violencia.

Al menos dos personas murieron, además de El Argentino.

Seguir leyendo