Santo en la Web y en la Red

22 de junio, 2024

Carlos III. Lloró al ver el triunfo de uno de los caballos de su madre en las carreras de Ascot.

La reina Isabell solo en la pandemia dejó de ir a este evento.

Carlos III no pudo evitar su emoción, ante el triunfo de su caballo Desert Hero, que heredó de su madre, la fallecida Isabel II.

El motivo de las lágrimas no es el triunfo propiamente dicho, sino todo lo que encierra en la nostalgia por la muerte de su madre.

La reina tenía tal pasión por los caballos, que decía que si el destino no le hubiese asignado ese rol, se habría dedicado de lleno a los caballos.

Su cargo no le impidió ser una de las mayores caballistas del Reino Unido.

Mucho de su tiempo libre se lo dedicó a sus establos, donde solía decidir qué cruces realizar y asistir a las inseminaciones de las yeguas. A menudo, viajaba a otros países en busca de los mejores sementales.

La reina era una fanática de las carreras de Ascot, a las que solo dejó de asistir dos veces, desde que empezó a ir desde niña: en 1946, debido a que estaba de viaje, y en 2020, a causa del confinamiento por la pandemia.

Sus caballos compitieron en las carreras y obtuvieron un total de 24 triunfos.

El rey no habló con la prensa, pero sí lo hizo su sobrina, Zara Tindall, hija de la princesa Ana.

En entrevista para ITV, luego del triunfo del caballo de su tío, declaró: “Es agridulce pensar cuán orgullosa y entusiasmada habría estado la reina” .

Carlos III celebró el triunfo desde el palco real, acompañado por su esposa, la reina Camilla, quien también es muy apasionada por los caballos y los perros, lo mismo que su fallecida suegra.

El trofeo se lo entregó el duque de Kent, quien es nieto de George V, quien da nombre a la carrera, y primo hermano de Isabel.

Esta buena noticia para la familia real se dio en el tercer día de las carreras, conocido como el Ladie’s Day, o día de las damas, en que ellas sorprenden con sus extravagantes sombreros.

Las carreras de Ascot son una tradición que se inició en 1711, por iniciativa de la reina Anne, antepasada de Carlos. Por eso, el nombre completo del evento es Royal Ascot y es la pieza central del calendario social en la temporada primavera verano en el Reino Unido.

Seguir leyendo